•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de que Jim Carrey fuera un referente en las películas de comedia, con éxitos taquilleros como “El Grinch”, “Loco por Mary” “El Todopoderoso” (y la lista sigue) la carrera del actor se vino a pique.

En  los últimos diez años, el actor no volvió a formar parte de ningún gran proyecto y el año pasado estuvo implicado en el suicidio de su pareja Cathriona White, quien dejó una carta en la que lo acusa de llevarla por el camino de las drogas y la depresión.

Todo indica que ahora, Carrey está tomando un nuevo rumbo en la actuación en un formato diferente, ya que pronto debutará en la pantalla chica con la serie “Kidding”.

El actor de “La Máscara” interpretará a Jeff Pickles, un presentador de televisión para niños que intenta mantener la cordura y su carrera, mientras que su vida personal se va desmoronando.

Esta producción, dirigida por Michel Gondry, se estrena el 9 de septiembre en Estados Unidos, en la señal de Showtime. “Me identifico con el personaje porque siempre he intentado dar alegría al mundo. Mi intención es librar a las personas de preocupaciones”, explicó.

Contra Hollywood

El actor habló de este proyecto en la revista “The Hollywood Reporter”, en la que Carrey ocupa la portada.  

La estrella de cine se sinceró sobre su decepción y alejamiento de Hollywood. “Ya no quería estar en el negocio. Quizá fue porque me sentí atraído a una salida creativa y me gustaba el control que me permitía tener la pintura, el no tener a un comité diciéndome a qué idea debía aspirar para ser atractivo para todos. En el momento que la obtienes [la fama], te das cuenta de que este no es un lugar cómodo”, afirmó.

Sin duda alguna, Jim Carrey está de vuelta, pero se trata de una nueva versión de la estrella. “No tengo nada que ocultar”, dice.