•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La rapera Cardi B ganó tres de los diez premios a los que aspiraba como favorita en una gala de los MTV Video Music Awards (VMA) muy repartida.

Belcalis Almanzar -su nombre real- comenzó su gran noche en la alfombra roja, cuando se cerró el voto popular de la “Canción del verano” y se lo llevó su “I like it” junto a Bad Bunny y J Balvin. Más tarde se alzó con “Mejor nuevo artista” y “Mejor colaboración”, por “Dinero”, que interpreta con Jennifer López y DJ Khaled.

Otro artista que repitió distinción en las principales categorías de los VMA, que ya no distinguen de sexo, fue la estadounidense de origen cubano Camila Cabello, “Artista del año” y ganadora al mejor video por “Havana”, en colaboración con el rapero Young Thug.

Sorprendió al llevarse la “Canción del año” el rapero Post Malone por su “rockstar” con 21 Savage, mientras que Ariana Grande triunfó en mejor video pop (“No tears left to cry”), Nicki Minaj en hip-hop (“Chun-Li”), y J Balvin y Willy William en latino (“Mi gente”).

Los MTV VMA volvieron este año al icónico Radio City Music Hall de Nueva York, que los vio nacer en 1984, y frente al cual centenares de “fans” se emocionaron con la actuación coreografiada de los Backstreet Boys en un escenario al aire libre situado sobre los icónicos letreros de neón del teatro.

No obstante, fue el “show” de una enérgica Jennifer López, que acaba de cumplir 49 años, el que mantuvo entregado durante más de diez minutos a un público con un popurrí de temas que iban desde sus clásicos “Waiting for tonight” o “My love don’t cost a thing” hasta las actuales “El anillo” o “Dinero”.

López no olvidó cantar que aún es “Jenny from the block” antes de convertirse en la primera artista latina que recibe el galardón honorífico Video Vanguard por una carrera en la que ha escrito sus “propias reglas”, dijo, y es “más fuerte que nunca” gracias a sus dos hijos.