•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El obispo que ofició el funeral de Aretha Franklin se disculpó por lo que pareció un manoseo a la cantante Ariana Grande en el escenario, que desató una gran indignación.

La estrella del pop de 25 años cantó el clásico de Aretha Franklin “You Make Me Feel Like A Natural Woman”, en una serie de tributos de varios músicos a la “Reina del Soul” de Estados Unidos en su funeral maratónico al que asistieron presidentes, estrellas y la realeza de la música.

Después de su actuación, el obispo Charles H. Ellis III felicitó a Grande, pasando su brazo por detrás de su espalda y apretando su mano contra el pecho derecho de la artista.

“Nunca sería mi intención tocar el pecho de ninguna mujer... No sé, supongo que la rodeé con el brazo”, dijo Ellis en comentarios a los medios de comunicación estadounidenses confirmados a la AFP ayer sábado.

El obispo Charles H. Ellis III felicitó a Grande, pasando su brazo por detrás de su espalda AFP\END

“Quizás crucé la frontera, tal vez fui demasiado amigable o familiar, pero nuevamente, me disculpo”, señaló.

El momento fue duramente criticado en Internet.

“Lamento muchísimo por lo que has tenido que pasar @ArianaGrande, ese manoseo era más que descarado y todos podíamos ver y sentir tu incomodidad”, escribió la presentadora de televisión Claudia Jordan.

Ellis también se disculpó por una broma que le hizo a Grande sobre su nombre: “Cuando vi a Ariana Grande en el programa, pensé que era algo nuevo en Taco Bell”, dijo, refiriéndose a una popular cadena de comida rápida mexicana.

“Personalmente y sinceramente me disculpo con Ariana, sus admiradores y toda la comunidad hispana”, dijo Ellis, aunque Grande es de ascendencia italiana.

Redes sociales estallan

Aunque el reconocido obispo ofreció dicha disculpa, en redes el ambiente no está nada tranquilo. Pues usuarios de Internet  y seguidores de la cantante dan por hecho que Grande fue claramente acosada sexualmente en público.

El posible abuso se muestra en un video que  fue rápidamente viralizado y divulgado por muchos medios internacionales de espectáculos. 

En el clip se observa cómo el predicador mueve su mano y dedos en la parte lateral y baja del seno derecho de la artista juvenil en reiteradas ocasiones.

Hasta el cierre de esta edición, la cantante no se había pronunciado sobre el caso.