•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Momentos de tristeza y tensión, con forcejeos entre manifestantes y policías, se vivieron este lunes frente al Museo Nacional de Río de Janeiro, devastado por un incendio, que colocó en primer plano el debate sobre los recortes presupuestarios en Brasil. 

Reacciones

La Unesco lamentó “la mayor tragedia para la cultura brasileña en los últimos tiempos” y denunció que el incendio “expone la fragilidad de los mecanismos nacionales de preservación de sus bienes culturales”. 

 Maluma: Lo primero que aprendí fue a respetar y a valorar a la mujer

Inaugurado en 1818, el Museo Nacional era el mayor museo de historia natural y antropológica de América del Sur, con más de 20 millones de piezas y una biblioteca de más de 530,000 títulos. 

Problema

El gobierno de Michel Temer, cuestionado por los recortes, anunció la creación de una “red de apoyo económico” con grandes empresas públicas y privadas para facilitar la reconstru

cción de esta joya del acervo brasileño, aunque sin detallar los recursos previstos. 

Vinculada a la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), la institución había sufrido recortes en la financiación, que le obligaron a cerrar al público varios de sus espacios y estaba pendiente de recibir un patrocinio por valor de 21.7 millones de reales (53 millones de dólares) firmado en junio por el BNDES (el banco de fomento brasileño). 

El hecho

El siniestro se declaró el domingo hacia las 19H30 locales (22H30 GMT) por causas por el momento desconocidas, cuando ya había cerrado las puertas al público. Sus cuatro vigilantes consiguieron salir y no se ha dado parte de víctimas. 

Pero las llamas se extendieron rápidamente por sus tres plantas, que contenían materiales altamente inflamables. La veintena de cuarteles de bomberos movilizados tardó seis horas en controlarlo. Según medios de prensa, ese despliegue encontró serios problemas de logística para actuar rápidamente.

 Los oscuros días de Ben Affleck antes de volver a rehabilitación

La asesoría de comunicación de los bomberos se abstuvo hasta ahora de cualquier comentario al respecto. 

Pérdidas 

El museo tenía una particular reputación por la riqueza de su departamento de paleontología, con más de 26,000 fósiles, entre ellos un esqueleto de dinosaurio descubierto en Minais Gerais (centro) y numerosos especímenes de otras especies extinguidas (perezosos gigantes y tigres dientes de sable).

 Obispo se disculpa por “manosear” a Ariana Grande

Una de las piezas más lloradas es la del más antiguo fósil humano descubierto en Brasil, conocido con el nombre de Luzia.

“Luzia es una pérdida inestimable para todos los interesados en la civilización”, dijo a la AFP Paulo Knauss, director del Museo Histórico Nacional, otra institución de Río.