• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Once años han pasado desde que Nicaragua conoció a un joven talentoso, originario de Chichigalpa, de aspecto menudito, trato afable y muy sencillo. Se reveló muy reservado, pero sobre la pasarela, sus diseños nos mostraron a un diamante listo para ser pulido.

Erick Bendaña no tardó mucho en dar de qué hablar, se fue abriendo paso no solo en los escenarios de los principales concursos de belleza nacionales y en los diversos medios de comunicación, sino que también empezó a conquistar diversos países.

Se catapultó cuando uno de sus trajes de fantasía fue top 6 en Miss Universo, y actualmente está nominado como diseñador del año por el Metropolitan Fashion Week de Los Ángeles, donde compite con cuatro diseñadores y se dará a conocer el ganador el 6 de octubre.

En esta entrevista nos comparte cómo ha ido escalando los diversos peldaños que lo han llevado al éxito y los proyectos que trae entre manos.

¿Qué te motivó a involucrarte en el mundo del diseño de moda?

Empecé en el año 2007 como diseñador de trajes de fantasía en Miss Nicaragua y en El Carnaval Alegría por la Vida. Mi éxito como diseñador de fantasía llegó en el 2010, cuando gané mejor traje de fantasía en Miss Nicaragua y en Reina del Carnaval. Luego, en el 2012 logré quedar top 6 en Miss Universo en trajes nacionales, y fue con esto que me di a conocer internacionalmente.

Si me pregunto qué me motivó a tomar esta dirección, veo que fue gracias a una amiga en mi ciudad natal, Chichigalpa, quien entró como candidata en un concurso y decidí hacer el traje para apoyarla, fue así que miré que en realidad me gustaba diseñar.

¿Qué pensó tu familia al conocer sobre esta vocación?

Bueno, claramente, muchas personas cuando se habla de diseño y de arte, por lo general piensan en que uno no puede vivir de esto y mi familia me apoyaba, pero me decía que lo mirara como un pasatiempo.

Yo estudié Marketing y lo combiné con mi pasión que es el diseño y al final aquí está el resultado, soy el dueño de mi propio negocio.

¿Cómo te cambió la vida cuando empezaste a dar saltos internacionalmente?

Desde el 2012 que quedé top 6 en trajes nacionales en Miss Universo comencé a promover mi trabajo en el extranjero y di inicio a hacer moda, esto es lo que hoy en día hago y dio origen a la marca Erick Bendaña.

En el 2016 fui seleccionado por el Metropolitan Fashion LAB como el diseñador talento becado del año, para promover mis diseños en Estados Unidos, desde entonces estoy trabajando fuerte con esta organización, radicada en Los Ángeles, a cargo de Eduardo Kawuan y Paul Jaramillos.

Ese 2016 logré ser el primer nicaragüense en presentarse en la Semana de la moda del Metropolitan Fashion Week, que se realizó en Warner Bros Studios y también fui el primero en vestir a una celebridad de Hollywood: la presentadora de TV y fashion police, Jeannie Mai.

¿Cómo definís qué es ser diseñador en Nicaragua, un país en el que se piensa hay poco espacio para la moda?

Pues te puedo decir que es un poco difícil. Desde mi experiencia, recuerdo que cuando empecé se me dificultó porque no había tantas plataformas de moda como las hay hoy en día. Por otro lado, algo que lastimosamente he notado es que somos duros con los artistas cuando inician, por eso son muy pocos los que apoyan, ah, pero cuando uno toca el éxito todos quieren apoyar y estoy convencido de que esa mentalidad debemos cambiarla, porque en Nicaragua hay talento y debemos apoyarlo desde abajo, sin criticar tanto.

¿Qué ha sido lo más difícil en cuanto a abrirte puertas?

Entre varias situaciones, te puedo decir que la parte económica fue difícil. Hoy en día la gente puede ver mis redes sociales y ver algo de lujo, pero la cosa no siempre fue así. Yo vengo de una familia humilde, pero de grandes valores, mi madre me enseñó a trabajar por lo que quiero, siempre llevando a Dios en el corazón y sin dañar a nadie. He tenido que ahorrar mucho, trabajar y dejar lujos por mucho tiempo para construir e invertir en el presente y mi futuro. Lastimosamente, como he dicho, el apoyo al artista es poco.

¿Qué significa para vos estar nominado a diseñador del año en Los Ángeles?

¿Qué te puedo decir? El día que recibí la noticia lloré de la alegría, eso es un orgullo tremendo porque quiere decir que todo por lo que he trabajado ha dado más frutos de los que esperaba. Esa nominación representa años de trabajo y desvelo, pero sobre todo es un reconocimiento de Dios. No importa de dónde vengás o si tenés dinero o no, cuando hay talento y luchás por llevarlo a la cima, todo es recompensado. Somos 5 diseñadores los nominados, de distintos países.

¿Además de Jeannie Mai, a qué otras celebridades has vestido?

He tenido la oportunidad de vestir a Miss Costa Rica 2017 y 2018. Asimismo, Clarisa Molina, que ahora es toda una celebridad como presentadora del Gordo y la Flaca y fue Miss República Dominicana, también ha usado Erick Bendaña.

¿Mantenés algún tipo de contacto con ellas?

Sí, de hecho siguen siendo mis clientas.

¿Cómo definís la diferencia entre diseñar trajes de fantasía y hacer vestidos de gala?

Diseñar trajes de fantasía es apasionante porque trabajás con determinada temática, además, son para mises que buscan representar la cultura del país en competencia.

No obstante, en los vestidos de noche o en la vestimenta de moda, la inspiración es diferente, porque son más variados, algunas clientas te piden ropa para el día a día, mientras que otras van tras el outfit para un evento especial. Obviamente, este tipo de trabajo se mueve mucho más en el plano comercial.

¿En qué proyectos trabajás actualmente?

Actualmente estoy en planes de viaje por estudios de moda en el extranjero, sin olvidar que trabajo en el proyecto de abrir un atelier en Costa Rica.

¿Cómo te va en tu atelier?

Gracias a Dios, desde que abrimos ha sido un gran éxito, tenemos muchas clientas de trajes de novias, 15 años y trajes de noche, en general.

En corto

Comida favorita: Vaho
Pasatiempo: Ir al cine y comprar
Libro: El Alquimista
Sueño no cumplido: Siempre quise ser un nadador famoso