• Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La vida de una estrella del cine puede ser de lo más divertida, pero pocos parecen disfrutarla más que Will Smith, el tipo enrollado y bromista de Hollywood que saltó a la fama como el alocado protagonista de “El príncipe de Bel-Air” y que hoy cumple 50 años.

Podrán pasar décadas y décadas, pero Will Smith (Filadelfia, EE. UU., 1968) conserva en Hollywood, y ante sus numerosos seguidores en todo el mundo, la imagen juvenil de tipo extrovertido y travieso que goza de la fama como si fuera un juego de niños.

Una celebración peculiar

Por ello, a nadie le sorprenderá que el actor no se conforme con una fiesta tradicional y relajada para celebrar su medio siglo de vida, sino que hoy, tal y como lo ha anunciado en su muy activo perfil de Instagram, hará puenting desde un helicóptero en una zona cercana al Parque Nacional del Gran Cañón (EE. UU.) y lo transmitirá en directo en su canal de YouTube. La idea de este reto es reunir fondos para la fundación Education Cannot Wait. Esta oenegé ayuda en la educación de niños y jóvenes en estado vulnerable.

Trayectoria

Nominado en dos ocasiones al Óscar (“Ali”, 2001; y “En busca de la felicidad”, 2006) y con cuatro Grammy en su haber por su carrera musical, Smith asegura en su perfil de Instagram que sigue siendo “el mismo chico de Filadelfia occidental”.

Bajo el nombre “The Fresh Prince”, Smith comenzó su trayectoria artística en el dúo de rap DJ Jazzy Jeff & the Fresh Prince, que cosechó un gran éxito con el álbum “He’s the DJ, I’m the Rapper” (1988).

Pero el trampolín definitivo a la fama para Smith fue “El príncipe de Bel-Air”, una de las comedias televisivas más populares de los años 90 y en la que interpretaba a un joven de Filadelfia que se mudaba a la mansión de sus ricos tíos en California.

De ahí se pasó al cine, donde el actor se convirtió en una garantía taquillera para los estudios ya fuera con el cine de acción y comedia de “Bad Boys” (1995), el filme apocalíptico “Independence Day” (1996) o con los irreverentes agentes de “Men in Black” (1997). Con un gran talento para la comedia, el actor trató de distanciarse de sus papeles habituales por medio de apuestas dramáticas como “Ali” (2001), una película en la que interpretó a la leyenda del boxeo Muhammad Ali.

No obstante, Smith también ha sufrido algunos patinazos en su carrera como el fallido wéstern futurista “Wild Wild West” (1999) o la decepcionante “Suicide Squad” (2016), que reunió a un grupo de antihéroes de DC Comics.

Próximamente

Ese aspecto desenfadado y cercano, que le aleja de otras figuras del mundo del espectáculo que parecen inalcanzables, seguramente fue un punto muy a su favor para ser el elegido por el cineasta Guy Ritchie para doblar al Genio en la nueva versión de “Aladino” de Disney, que se estrenará el próximo año. Smith tomará así el relevo del recordado Robin Williams, que prestó su voz en la cinta original de “Aladino” (1992) a este inolvidable y disparatado personaje.

Aunque en 2018 no ha estrenado ninguna película, Smith no se ha tomado un año sabático sino que ha estado trabajando en proyectos como “Gemini Man”, un largometraje de Ang Lee que le dio la excusa ideal para enamorarse de Cartagena (Colombia) mientras rodaba ahí parte de la película.

No ver su nombre en la gran pantalla recientemente tampoco ha hecho mella en su popularidad, puesto que sigue cautivando a sus fans ya sea participando en la ceremonia de clausura del Mundial de Futbol de Rusia-2018 o tratando de cantar en español “La Bamba” en uno de sus múltiples videos para las redes sociales.