• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Así como algunos comunicadores y población en general han migrado del país en busca de nuevos horizontes, tanto profesionales, así como gozar de una mejor estabilidad, tomando en cuenta la reciente crisis sociopolítica que ha venido atravesando Nicaragua y que ha afectado a todos los sectores, hay que reconocer una importante labor en la creatividad nicaragüense que se ha desenvuelto con timidez en estos últimos meses, como lo es el diseño. Al respecto, muchos se preguntarán ¿qué están haciendo nuestros diseñadores? ¿Hay una fuga de talentos? Consultamos a cinco destacados embajadores de la moda nica y ellos nos cuentan un poco sobre lo que están haciendo y qué proyectos tienen en mente.

1Shantall Lacayo

La diseñadora que se encuentra residiendo en Miami, cuenta que desde noviembre venía gestionando junto a su esposo Jorge, su status migratorio, y que en parte eso explica su participación por algunos años en el Miami Fashion Week.

Ella destaca que el cambio ha sido positivo en todos los aspectos: “te podés mover más fácilmente, te reunís con bastante gente y eso lo he aprovechado para proyectar a otros diseñadores nicaragüenses con los que trabajé; y podés apuntar a tiendas donde todo diseñador quiere estar”, manifiesta.

Algo que le gustaría seguir haciendo a plan futuro es apoyar marcas emergentes para que salgan a flote: “lamentablemente mucha gente ha perdido su trabajo. Mi equipo se ha mantenido en pie, se conservan las ventas online y desde Estados Unidos los envíos se facilitan (menos costosos). Hemos empezado a distribuir la marca a nivel latinoamericano y seguimos trabajando con artesanos nacionales”, puntualiza.

Lea además: ​Shantall Lacayo cancela show en Miami Fashion Week

2Franklin Salazar

La situación crítica del país, que trajo una baja economía en ciertos ángulos de negocios como moda hizo que Franklin Salazar partiera a Costa Rica, en donde llegó solo con un dólar, una máquina de coser y su maleta. “Muchas de mis clientas, al igual que yo, salieron de Nicaragua y por seguridad personal tuve que dejar mi atelier (Luxux Di Antonio Salazar) y comenzar de cero.

END

Salazar asegura que encontró la oportunidad de aliarse con el salón Avanti en costa Rica y abrir las puertas de un nuevo atelier con ellos y dar servicios de costura fina a medida tanto para damas y caballeros; además de poder vender sus colecciones a la comodidad de las clases que hay en ese país. Ahora que ha registrado su marca en costa Rica, seguirá trabajando para establecerse aún más y planea participar el próximo año en el Panamá Fashion Week.

3Carlos René Cruz

Desde hace cincos meses radica en Miami junto a su familia. Menciona que irse de Nicaragua ya estaba dentro de sus planes desde el año pasado con el objetivo de alcanzar nuevas oportunidades, dado que desea expandir sus conocimientos de moda en el mercado estadounidense, y comparte que planea estudiar Mercadeo y Diseño de Modas.

END

“Lo que si no estaba en mis planes inmediatos era cerrar mi Atelier en Masaya, esto fue por la situación que acontecía en la ciudad mientras me mudaba del país. Espero poder abrir en un corto plazo”, comenta. De momento, Cruz está enfocado en su ocupación actual como Asesor de Estilo en Luxury Contemporary Designers en Saks Fifth Avenue.

4Mariela Silva

La diseñadora de la amrca Aurelio Couture:ç plantea que su situación ha sido complicada: “junto a unos amigos empezamos las protestas en Nagarote el 18 de abril, sin darme cuenta estaba metida de lleno en el asunto hasta que empecé a recibir amenazas por parte de simpatizantes del gobierno, pues me veían como una traidora, luego que la alcaldía haya apoyado mi carrera de Diseño”. Silva viajó a España el 9 de julio, allá la esperó su mamá.

END

Como viajó sin documentos, por lo pronto la diseñadora no ha podido obtener un empleo, pero confía en establecerse allá y poder tomar cursos de diseño de modas.

5Sergio Salmerón

Tiene casi tres meses de estar radicando en México, dice que llegó “con una mano adelante y otra atrás”, pues aquí le destruyeron su taller, pero confirma que continúa diseñando: “estoy trabajando con artesanos en México. Estoy enfocado en una colección inspirada en la migración, vamos a trabajar un concepto no como México, sino como latinos”.

END

Dentro de su plataforma de Ekoglam está diseñando productos para ayudar a las familias de presos políticos. “Trabajo de lleno para una empresa ecofriendly en el área de diseño industrial y soy encargado de producción. Debo decir que económicamente me va mejor. En México como en Nicaragua hay gente bien cálida”, cuenta.