•  |
  •  |

Un equipo de arqueólogos alemanes descubrió en la zona del Danubio- Alb, una estatuilla tallada de marfil de mamut que podría ser la representación de arte figurativo más antigua del mundo. Se trata de una Venus de unos 40.000 años de antigüedad que presenta sus caracteres sexuales totalmente realzados: pechos y nalgas enormes y una vulva desproporcional, atribuidos a una “expresión de fertilidad”.

El artista prehistórico sabía exactamente en que aspectos fisonómicos femeninos quería enfocarse, y apenas reparó en las piernas, que aparecen diminutas y recortadas. Ni siquiera esculpió una cabeza reconocible. En su lugar colocó una especie de orificio para poder colgar la figura al cuello, un elemento particularmente destacable por su curiosidad. El hallazgo se ha convertido en una sensación, pues, supone las primeras expresiones artísticas del hombre primitivo en Europa y presumiblemente en el mundo.

Según la revista Nature, el equipo de especialistas, dirigido por Nicolás Conad, de la universidad alemana de Tubingen, recuperó la figura en septiembre de 2008 durante excavaciones realizadas en una cueva de Hohle Fels (Peña Hueca), cerca de la localidad de Scheklingen, en el estado alemán de Baden-Württemberg.

Detalles asombrosos
La Venus, atribuida a la cultura Auriñaciense del Paleolítico superior, se encontraba tres metros bajo la superficie y a unos veinte de la entrada de la cueva, dividida en seis fragmentos. “Nos quedamos sin habla al verla”, aseguró Conard, quien ha calificado la pieza como “llena de energía y muy expresiva”. Los expertos creen que, por suerte, la estatuilla sufrió pocos daños, durante su descanso bajo tierra, lo que ha permitido su excelente estado de conservación. Sólo el brazo izquierdo y el hombro están perdidos, aunque quizás puedan ser recuperados, ya que los trabajos continúan en la zona.

El artista también esculpió unas franjas horizontales en la estatuilla, que sugieren algún trapo o vestimenta, agregándole aun más dimensión. Las imágenes obtenidas del telescopio, indican que esta figura fue tallada con una “piedra muy aguda”. Asimismo, destacan que la Venus ha cambiado la forma de ver el arte paleolítico que se conocía hasta ahora. Antes de este descubrimiento, otros temas, como los animales, dominaban las dos docenas de piezas descubiertas de la cultura Auriñaciense y la imaginería femenina era enteramente desconocida.

Nicholas Conard no descarta que en la región sur de Alemania hubiese vivido hace 40.000 años el primer grupo humano con una cultura propia. En todo caso, en ese lugar partieron los primeros impulsos para el desarrollo de la música y la creación artística de pequeñas tallas.