•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El rapero Kanye West responderá ahora al nombre de "Ye". Pero en el terreno político, su apoyo a Donald Trump, una rareza entre las personalidades negras en Estados Unidos, sigue inquebrantable.

"Soy Ye", escribió en Twitter "la persona anteriormente conocida como Kanye West".

"Ye" ha sido por mucho tiempo un sobrenombre de West, junto con "Yeezy". "Ye" es también el título de su último disco.

West, o más bien Ye, anunció el cambio de nombre antes de su presentación en el popular programa televisivo "Saturday Night Live", en la cadena NBC.

Apareció junto al rapero Lil Pump disfrazados de botellas de agua, generando una reacción abrumadoramente negativa en las redes sociales, donde un número de fanáticos cuestionaron su nivel de creatividad.

Kanye West terminó su presentación con una canción de "Ye", portando la emblemática gorra roja con el eslogan de la campaña de Donald Trump, "Make America Great Again" ("Devolvamos la grandeza a Estados Unidos").

Tras finalizar el show en vivo, el rapero dio un improvisado discurso político difundido en Instagram.

"Muchas veces, al hablar con un blanco, me dicen '¿Cómo te puede gustar Trump? Es un racista'", dijo West.

"Bueno, si estuviera preocupado por el racismo, me habría mudado de Estados Unidos hace mucho tiempo", añadió.

También acusó al opositor partido Demócrata de buscar hacer a la gente dependiente de los programas de ayuda social y repitió su interés en una candidatura presidencial en 2020, cuando Trump buscará su reelección.

West ha dejado atónitos a sus fanáticos al convertirse en una de las pocas personalidades, así como en ser uno de los únicos negros prominentes en apoyar a Trump.

El artista prometió recientemente un nuevo álbum, "Yahndi", previsto para el sábado, pero la obra se hacía esperar.