• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Quería encontrar las palabras perfectas para empezar esta columna, y la acabo de escribir: “PERFECTA”, con una sola palabra se puede describir el filme “A Star is Born”, esta es una película estadounidense de romance, drama y musical dirigida, producida, escrita y coprotagonizada por Bradley Cooper (Desde un inicio se sabía que era coprotagonista).

Esta maravillosa producción narra la historia de Jack Maine (Bradley Cooper), un músico country con un severo y visible problema de alcoholismo y drogadicción, quien por azares del destino conoce a Ally (Lady Gaga) en un bar de transformistas, donde por casualidad llegó buscando diversión con alcohol, este descubre el talento de Ally, y trata de mostrarlo al mundo al mismo tiempo que se enamora de la protagonista con escenas y diálogos realmente encantadores y poco comunes en las historias de amor, a tal extremo que el primer beso es tan tierno que se lo da en la mano, y el anillo de compromiso que le entrega a su gran amor en casa de su mejor amigo de niñez es elaborado con cuerdas de su guitarra, hecho por él mismo.

En la primer escena a solas de los protagonistas, Jack le pide a Ally que se quite las pestañas postizas y este pequeño gesto ofrece dos lecturas a mi parecer: uno, perfila el enamoramiento que va a vivir la pareja de cantantes, y dos, el momento funciona como un símbolo de deseo de Gaga de desenmascararse en la pantalla grande, quiero agregar que para algunos críticos y público en general ha resultado chocante ver a Gaga sin maquillaje y liberada de la artificiosidad del personaje público y mediático que ha marcado su trayectoria musical e irreverente, a su vez, es admirable el ímpetu y voluntad de la protagonista por demostrar que, tras la aparatosidad de sus disfraces hay una artista con talento genuino.

A star is Born 2018, dista mucho de las tres entregas anteriores en los años 1937, 1954 y 1976, cuyo papel principal había sido desempeñado por Judy Garland y Barbra Streisand, quienes a mi parecer no tuvieron la fuerza y la imponencia que tiene Lady Gaga en esta ocasión y la cual, con su fuerza da la cara por la película entera, tiene clara la esencia de su interpretación y la expresa de una manera tan increíble que deja atónita a la sala de cine.

Esta película es invadida por el amor a través de la música, a través de la piel y los sentidos que transportan al espectador a también enamorarse y apoyar a su pareja en todo momento, pese a los embates que la vida pueda tenerles y tenderles, y que a veces no es en lo absoluto justa, el mejor escenario es el corazón, la mejor aceptación es la de ambos con todos sus pro y sus contras, esta cinta es una profunda búsqueda sentimental que se convierte en un emblema de sinceridad y los sentidos auditivos son nuestro principal cómplice para rendirnos ante esta suprema y excelente producción.

Por su parte, Bradley Cooper tiene clara su visión y lucha en la batalla más humana que mítica de su personaje ataviado de vicios, traumas de niñez, los cuales se reflejan en sus debilidades que al final cumplen su cometido.

Ante todo lo expresado, otorgo la siguiente valoración: Actuación: Magistral (Lady Gaga rol protagónico), Guion: Sublime y acorde, hilo conductor: perfecto, efectos visuales: retrospectiva interesante y conexa al final, montaje: excelente, edición de audio: Lo mejor de la película, dirección artística: lo máximo, banda sonora: Simplemente espectacular. Mi puntaje global es de: 5 estrellas por lograr esta cinta a mi parecer la excelencia en todo, de principio a fin.

Director: Bradley Cooper
Reparto: Lady Gaga, Bradley Cooper, San Elliot, Dave Chappelle, Anthony Ramos
Música: Lady Gaga, Bradley Cooper, Diane Warren, Lukas Nelson
Género: Romance/Drama/Musical
Duración: 134 minutos