•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Y hasta hace 47 años, un país desarrollado y del primer mundo concedió a las mujeres el derecho al voto y otros asuntos, como involucrarse en la política, ser tratadas con igualdad y explorar su sexualidad, al mejor estilo de una niña de 3 años cuando descubre su vagina.  

“El orden divino” es una película que consigue envolver al espectador en un viaje que te traslada a la Suiza de 1971, cuando ganó el derecho al voto femenino. Un episodio histórico que no solo es relevante para los suizos, sino otras personas, pues aborda la injusticia, los derechos humanos, la revolución sexual, el patriarcado y la igualdad. 

La lucha

En las escenas dirigidas y protagonizadas por mujeres queda retratada la lucha femenina, especialmente la de Nora (Marie Leuenberger), una ama de casa que se cansa y aburre de estar atendiendo los quehaceres del hogar y del patriarcado en su hogar. Así que confiesa a su marido el deseo de trabajar, algo que para él es inaceptable, más bien, le ofrece embarazarla para que así no la pase aburrida. 

Este acontecimiento y otros que viven las mujeres cercanas a su círculo, empujan a Nora a informarse sobre el derecho al voto femenino, que tendrá un referéndum en los próximos días, en su pueblo.

En este proceso, ella y sus amigas sufren una catarsis, se dan cuenta que la política es personal y comienza en los hogares, que como mujeres deberían involucrarse en la toma de decisiones legislativas, que el patriarcado no puede seguir reproduciéndose y afecta a todos, ellas tienen derecho a ser libres y buscar esta libertad en los lugares que  elijan, las leyes públicas deben ir acompañadas por un progreso de mentalidad, el derecho a equivocarse y el iniciar nuevamente es posible, los viejos convencionalismos no deberían ser más que eso. 

Sin dudas, esta cinta suiza nominada a los premios Óscar, demuestra que el mundo desarrollado no siempre lo es.

Título: El orden divino
Dirección: Petra biondina
Reparto: Marie Leuenberger y  Maximilian Simonischek
Género: drama
Duración: 93 minutos