•  |
  •  |
  • Edición Impresa

A pocos días de Halloween daremos un vistazo a algunos personajes de la pantalla grande que  después de verlos cortando, torturando y asesinando a otros, no nos permitieron tener un plácido sueño. 

Algunos marcaron nuestra infancia y otros solamente los recordaremos con cierta nostalgia.

1 Michael Myers

A la saga “Halloween”,  se le atribuye el mérito de reinventar, o incluso crear, el género “slasher”, es decir, películas de terror en las que todo gira en torno a un asesino múltiple, cruento y de apariencia normalmente perturbadora. Su protagonista, Michael Myers, viste un mono de mecánico, cubre su rostro con una máscara blanca y tiene como arma predilecta un cuchillo de cocina. Eso y muchas ganas de matar… Durante la fiesta de los Santos Difuntos.

2 La monja

Se llama “Valak”, aunque es conocida como “La Monja”, pero se trata realmente de un peligroso demonio al que los míticos Warren de la saga “The Conjuring” han tenido que enfrentar (sí, los mismos que han lidiado con la muñeca maldita “Anabelle” y resuelto casos paranormales cuyas películas hacen temblar de miedo a salas enteras). La figura de una hermana religiosa cuyo rostro macabro se ha vuelto más que conocido, inspira tanto horror que ahora mismo hay en los cines una última entrega basada en esta figura, “The Nun”.

END

3 El Exorcista

Se llamaba Regan MacNeil en la ficción y la encarnaba la actriz Linda Blair. Pero, para muchos, será siempre recordada como “La Niña del Exorcista”, de la película “The Exorcist” (1973). Para la posteridad han quedado escenas como la de la pequeña Regan con su camisón blanco, poseída por el demonio, bajando las escaleras mientras hacía el “pino puente” o giraba 180 grados su cabeza. 

4 Freddy Krueger

Las distintas películas de “A Nightmare on Elm Street” causaron furor a partir de la segunda mitad de la década de los años 80, y continuaron hasta bien entrados los 90. Llegaron, incluso, a derivar en un “crossover” con otra saga de terror que aparece en esta lista (“Friday the 13th”) y ha habido incluso una nueva versión en pleno siglo XXI. Pero, si por algo han pasado estos filmes a la historia, es por el espanto que logró causar Robert Englund, al encarnar a Freddy Krueger, un ser cuyo poder residía en perseguirnos allá donde no podemos defendernos: en nuestros sueños. 

5 Samara Morgan

Las niñas de camisones blancos y largos cabellos oscuros deberían inspirar ternura, pero logran causar verdadero pánico. Al igual que “La Niña del Exorcista”, Samara Morgan será siempre conocida como “La Niña del Aro”, puesto que aparecía en la película “The Ring” como un espíritu vengativo y sediento de muerte. Ella, junto a la frase “siete días”, han sido responsables de verdaderos sustos.

6 Jason Voorhees

Sí, este es el Jason de las películas de “Friday the 13th” (“Viernes 13”, día considerado como “de la mala suerte”), quien con el rostro oculto tras una máscara de hockey, corpulento y armado con un machete, busca venganza en forma de asesinato. 

7 Hannibal Lecter

El Instituto Americano del Cine (AFI) dijo que se trataba del “mejor villano en la historia del cine” y es, sin lugar a dudas, el caníbal más famoso del mundo. Hannibal Lecter, un inteligente doctor sicoanalista y colaborador del FBI… Además de un temible asesino en serie que disfruta de la carne humana. Anthony Hopkins le dio vida en la película “The Silence of the Lambs” (1991), dirigida por Ridley Scott, basada en la novela homónima de Thomas Harris. 

8 Chucky

La saga “Chucky” o “Child’s Play” tenía como antagonista a un muñeco diabólico pelirrojo, ahora archifamoso, de ojos azules, peto vaquero y jersey de rayas. Adorable, hasta que, cuchillo en mano, empieza a saciar su sed de sangre. 

9 Leather Face

Se le conoce más como “el asesino de la motosierra”. Y es que sí, exactamente: es el mítico villano de “The Texas Chain Saw Massacre” (1978), una película de culto dentro del género de terror, que ha tenido múltiples secuelas e incluso diferentes versiones. Armado con una sierra mecánica, cubre su semblante deforme con máscaras hechas con rostros humanos: los de sus víctimas.