•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como un antiguo drama griego, “Matar o Morir” (Peppermint), es una producción cinematográfica que refleja el aislamiento de la clase media norteamericana atrapada entre la élite privilegiada y el migrante sin clase delinquiendo en lo que siempre estigmatizan al mexicano, como es el asesinato o las drogas. Esta cinta devuelve a Jennifer Gardner a sus orígenes en las películas de acción con las cuales conquistó muchos corazones desde que nos deslumbró en Daredevil (Electra) en el año 2003.

Personificando a Riley North (Gardner) es una empleada bancaria, casada con Chris, quien trabaja en un taller y cuyo jefe no anda en buenos pasos, quien al ver que tiene dificultades económicas le sugiere un robo al principal narco de un cártel mexicano que opera en Los Ángeles, California y ante su necesidad, Chris acepta entrar en esta riesgosa operación, pero posteriormente se arrepiente y le deja un mensaje de voz a su jefe donde le dice que no lo hará, pero esta comunidad de narcos mexicanos asentados en Los Ángeles, se enteran y ordenan a través de su jefe principal “La Guillotina” que eliminen a quien hizo esa llamada por considerarlo un peligro que sepa de sus nexos y negocios,  es acá donde arranca esta historia plagada de excelentes escenas de acción, riesgo, violencia y destreza por parte de la protagonista a quien le es arrebatada su familia (esposo e hija) en este ajuste de cuenta de los narcotraficantes que ordenan dicho asesinato y en el cual la misma protagonista sale herida de gravedad y queda en estado de coma, del cual regresa un mes después de haber perdido a su esposo e hija.  Ya que el sistema judicial le da la espalda y defienden a los asesinos de su familia, al ser sobornados por los jefes de este cártel mexicano, Riley North se convertirá en una luchadora implacable embarcada en una cruzada violenta con un único objetivo: “venganza”.

La heroína de esta historia prácticamente regresa del incinerador para vengarse de la manera más cruel del cártel que la dejó sin familia, y no tendrá piedad para acabar uno a uno con los causantes de su irreparable pérdida y daño causado. Con un cuerpo prácticamente a prueba de balas y después de varios años de entrenamiento, justamente el día del aniversario luctuoso de sus seres queridos, North avalanzará su venganza en una imparable cacería, cuya única opción será: matar o morir, de la forma más cruel posible.

Esta película no es más que un thriller dramático, excelentemente logrado, en el que predominará la llamada Ley del Talión: “Ojo por ojo, diente por diente”, en la cual la protagonista les quitará todo aquello que formaba parte de su vida, tal y como hicieron con ella.

Calificación: Dirección artística: muy buena, guion: logrado a la perfección, edición de audio: excelente, montaje: lo mejor de la película, dirección escénica: lo segundo mejor de la película, ensamblaje actoral: aceptable, hilo conductor: perfecto. Mi puntaje global es de: 4 estrellas Los actores coprotagónicos quedaron debiendo un poco más de calidad y credibilidad tras el asesinato.

Director: Pierre Morel
Género: Drama/Acción/Suspenso
Duración: Una hora con 42 minutos
Reparto: Jennifer Gardner, John Gallagher Jr, Juan Pablo Raba, Chris Johnson