• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El arraigado amor por su patria, así como fuerza y belleza serán las cartas de presentación de Alicia Ramírez, en el concurso de belleza internacional “Reina Hispanoamericana 2018”. El evento será este 3 de noviembre en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

Ramírez es una capitalina, bailarina de danza folclórica, licenciada en mercadeo y excandidata de eventos de belleza nacionales como “Reina del Carvanal 2014” (2da finalista) y Miss Mundo Nicaragua.

La beldad pinolera se encuentra desde el 22 de octubre formando parte de las actividades previas a la noche final, en donde es evaluada junto a otras 32 candidatas provenientes de todo el continente y de países con antecedentes hispánicos como Filipinas o una comunidad con un número significativo de hispanos como habitantes.

Edwin Avilés, director nacional del certamen, dijo que la participación de Ramírez surgió repentinamente, ya que se determinó su participación en un período inferior a los 10 días.

“Perdí rastro de la representante que originalmente estaba supuesta a ir este evento, la inscribí y la anuncié, pero luego esta desapareció del radar. Además, a causa de la crisis política actual por la que atraviesa el país había tomado la determinación de no enviar a nadie, pero Oscar Zelaya instructor de pasarela y mentor de misses me sugirió a Alicia, quien es una muchacha con un sentido patriótico muy marcado. Encontré en ella la actitud que necesitaba para saber que Nicaragua estaría dignamente representada”, dijo Avilés.

Además explicó que la candidata luce en el evento trajes casuales para uso diario, del diseñador Erick Bendaña, así como un traje nacional de nombre “Diablada Monimboseña”, elaborado en conjunto por los diseñadores Stalyn Núnez y Neftali Espinoza, quienes lo diseñaron exclusivamente para este evento. No obstante, será Harry Garay quien la engalane con un traje de noche que lucirá en la competencia de trajes de gala. Ella también recibió asesoría del estilista Eduardo Vicente, de Rouge Salon.

Durante su estadía en el país sudamericano, Ramírez ha visitado las ruinas de Tiahuanaco, ciudad arqueológica poseedora de importantes vestigios incas, también atendió una merienda junto al vicepresidente de la nación y ha formado parte de actividades organizadas por los patrocinadores del evento.