•  |
  •  |
  • EFE

Los viajes en el tiempo y las tramas sentimentales de "Outlander", la serie protagonizada por Caitriona Balfe, regresan con una cuarta temporada ambientada en el siglo XVIII y en unos Estados Unidos todavía como colonias bajo dominio británico, pero con ciertos paralelismos con la actualidad.

"Obviamente, los libros (de Diana Gabaldon en los que se basa la serie) empezaron a publicarse hace más de veinte años, pero esta es la historia de una familia de inmigrantes que llegan a América buscando una oportunidad y tratando de construir un hogar", dijo Balfe (Dublín, 1979) en un encuentro con medios, entre ellos Efe.

"No creo que nuestros guionistas quisieran hacer un comentario político porque, al fin y al cabo, esto es entretenimiento. Pero es muy interesante ver cómo hay paralelismos con nuestro tiempo (...). Como actor, no puedes evitar tomar todo lo que sucede alrededor de ti y ponerlo en tu trabajo", añadió.

Balfe vuelve a meterse en la piel del personaje de Claire en la nueva temporada de "Outlander", que la cadena Starz estrena mañana en Estados Unidos. Las paradojas históricas de situar a personajes en épocas a las que no pertenecen originalmente continúan en esta cuarta temporada, en la que, según dijo la actriz, solo el hecho de estar en el periodo colonial de Estados Unidos ya aporta "una nueva apariencia y ambiente" a la serie.

"Pero también, en cierto modo, es una temporada esperanzadora porque Jamie (Sam Heughan) y Claire finalmente consiguen construir desde cero un hogar y una comunidad que representan sus creencias e ideales", apuntó.

Tras numerosas peripecias por el espacio-tiempo para poder estar juntos, Claire y Jamie, "más que nunca, están en un lugar en su relación en el que ya no hay momentos de máximo suspense", adelantó Balfe. "Están estables y realmente felices juntos. Y les vemos afrontar todos los problemas externos como un equipo", afirmó.

A un convulso panorama social y político en el siglo XVIII, con la Revolución estadounidense a punto de prender la mecha de la independencia del país, hay que sumar que Claire y Jamie deben lidiar con tener a su hija Brianna (Sophie Skelton) viviendo en los años 70 del siglo XX. Aunque tanto la serie como las novelas de "Outlander" son especialmente populares entre el público femenino, Balfe rechazó que sea una serie solo para mujeres por tener una acción muy enfocada en las tramas sentimentales.

"Hay mucha política, acción y drama en nuestra serie, más allá del romance. Y, además, yo conozco a un montón de hombres a los que le gustan las historias románticas", recalcó. Nominada en tres ocasiones al Globo de Oro por su papel en "Outlander", Balfe, que acaba de rodar la película "Ford v. Ferrari" junto a Christian Bale y Matt Damon, reflexionó sobre el hecho de interpretar a una protagonista femenina en un Hollywood cada vez más feminista gracias al trabajo y las reivindicaciones del movimiento "Me Too".

"Creo que de verdad nos apoyamos en muchas mujeres que vinieron antes que nosotras, pero simplemente me sentí muy agradecida por tener un trabajo y, después, porque este trabajo fuera un personaje tan increíble y que la serie fuera tan exitosa", explicó.

"Y todo culminó sucediendo en este tiempo de concienciación real y de impulso por la igualdad. Es increíble. Miras en todo el mundo y está cambiando socialmente. Y es importante que esté sucediendo, pero también es bastante emocionante ser capaz de ser parte de eso. aunque sea de una manera diminuta", finalizó.