•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una vez más las cintas animadas muestran lo importante que es la unión familiar, pero también enseñan cómo la avaricia y ambición de los grandes pueden dañar incluso a los niños y al mundo entero, con tal de conseguir poder y dinero. Esto es parte de la trama que se vive en la película “Atrapa la bandera”, del director de Enrique Gato, apta para toda la familia.

El filme cuenta la historia de Mike Goldwing, un adolescente de 12 años, muy valiente por cierto, hijo y nieto de astronautas, cuya familia está separada a raíz de un incidente que ocurrió años atrás y de Richard Carson, un ambicioso multimillonario, que quiere apropiarse de un satélite terrestre y explotar la fuente de energía limpia y real del futuro, el Helio 3.  

Sin embargo, para lograr eso, Carson deberá borrar de la historia la gesta de los astronautas del Apolo XI y sus primeros pasos por la Luna, y el único capaz de impedir que se salga con la suya es Mike, quien junto a su amiga Amy, se embarcan en un viaje por el espacio para llegar a la Luna antes que Carson, y recuperar la bandera americana plantada en 1969 para mostrarle al mundo que el hombre sí pisó la Luna. 

Mike no solo se propone salvar el futuro de la Tierra, sino el de su propia familia, así que en la travesía viajará junto a su testarudo abuelo, su mejor amiga Amy y un camaleón, llamado Igor, mascota de su mejor amigo Marty, inventor de un montón extraños y útiles equipos tecnológicos.

Desde la Tierra, Mike recibe todo el apoyo de la NASA y de su familia, mientras se enfrenta a Carson en el espacio. Al final de la divertida historia, los chicos y el abuelo logran colocar la bandera de Estados Unidos nuevamente en la Luna y a su regreso la familia se vuelve a unir.