•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Afiches de propaganda sobre los resultados de las batallas de la Primera Guerra Mundial, cartas de soldados franceses a sus familiares, fotografías y dibujos emblemáticos de lo que se considera fue la primera guerra industrial registrada en los campos de combate de Francia y Alemania, son parte de la exposición “Clemenceau, el jefe de guerra” que se presenta en la Alianza Francesa en Managua, en el marco de la semana de conmemoraciones en Nicaragua del Primer Centenario del Fin de la Gran Guerra, explicó Franck Poupard, director de dicho centro cultural . 

“El próximo domingo se cumplen 100 años del final de la Primera Guerra Mundial y se programan distintas actividades. En la sede de la Alianza Francesa hay una exposición gratuita para el público, son 13 banner que ilustran el rol de Georges Clemenceau en la Primera Guerra Mundial”, dijo Poupard.

Las fotografías son de viarios autores y se sacaron de archivos de prensa. También se exponen caricaturas que “aluden lo que fue la presencia del vino en la guerra”, señaló el director de la Alianza Francesa.

La jornada conmemorativa incluye la proyección de dos películas. Ayer, los asistentes pudieron ver la cinta “Capitán Conan” y hoy desde las 6:00 p.m se presentará la película “La vida y nada más”.

“Son películas de directores franceses muy conocidos, que resaltan lo que fue esta tragedia de la Pimera Guerra Mundial, se han difundido con mucho éxito”, comentó Poupard.Philippe Létrilliart, embajador de Francia en Managua muestra la pieza de metal extraída del cuerpo de su abuelo. Melvin Vargas\END

La conmemoración incluye una conferencia del historiador y académico Francois Pernot mañana sábado desde la 4:00 p.m. La jornada también tiene previsto un homenaje al poeta nicaragüense Salomón de la Selva, el próximo domingo en la catedral de León.

De la Selva combatió en la Primera Guerra Mundial como soldado del ejército inglés y esa experiencia la reflejó en los versos de “El Soldado Desconocido”. 

La voluntad de perdonar 

Philippe Létrilliart, embajador de Francia en Managua, dijo que al finalizar los conflictos bélicos entre Francia y Alemania se inició un proceso en el que fue “importante tener una voluntad de perdón que nos permitió encontrar reconciliación y paz en Europa”.

“El símbolo más fuerte es la reconciliación, la amistad entre Francia y Alemania. Hoy somos socios, amigos y hermanos. Construimos confianza y también los hicimos con nuestros socios europeos. Salimos de esta crisis con los valores de democracia, respeto mutuo y multilateralismo y así construimos la Unión Europea que conocemos hoy”, añadió el embajador.

Létrilliart dio un discurso la noche del miércoles, cuando se inauguró la semana de conmemoraciones. El embajador, mientras hablaba al público, mostró un trozo de metal que, según dijo, fue extraído del cuerpo de su abuelo, quien combatió en la Primera Guerra Mundial. George Clemenceau , médico, periodista y político francés junto a algunos soldados durante la gran Guerra. Melvin Vargas\END

“Este pequeño metal para mí representa la violencia, el horror de la guerra”, señaló Létrilliart.

Por su parte, Luz Marina Acosta, vicepresidenta del Festival de Poesía en Granada, estuvo en la Alianza Francesa durante el evento y dijo que “las declaraciones del embajador de Francia nos hace pensar en la reconciliación, en la construcción de la paz y lo difícil que puede ser, pero hay que hacerlo con sinceridad. Debemos aprender de esta historia, de lo que pasó hace cien años para solucionar los problemas con sinceridad, con verdadero sentimiento patriótico”.Ferdinand Foch, mariscal francés y comandante en jefe de los ejércitos Aliados. Melvin Vargas\END

Respecto al homenaje a Salomón de la Selva, Acosta comentó que “la poesía de “El soldado desconocido” es una lectura indispensable en la literatura nicaragüense. A Salomón le toco vivir los horrores de una guerra y escribió sobre eso, muy significativo lo que él escribe, el soldado que sufre, el anónimo que vive los horrores de la guerra”.