•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un drama posbélico, en el que mezclan diferentes temas como la ética y la moral presenta la cinta cinematográfica Capitán Conan. La película fue filmada en 1996, bajo la dirección de Bertrand Tavernier y producida por Yvon Crenn. 

El rudo y obstinado Conan representa a ese tipo de hombres que exponen su vida al ser utilizados en la lucha sangrienta, pero una vez que ya no son útiles son desechados. 

La cinta narra que una vez finalizada la Gran Guerra todos los soldados de las Fuerzas Aliadas están deseosos de regresar a casa, pero los mandos superiores deciden mantenerlos activos. Un contingente, liderado por Conan es ubicado entre Bucarest y Sofía, antes de ser enviado al combate en el delta del Danubio para poner freno al Ejército Rojo. 

Mientras esperan su misión, sin luchar y sin ser tampoco desmovilizado, la moral se hunde. A pesar de los intentos de su líder por mantenerlos controlados ellos hacen de las suyas en el llamado Palacio de los Espejos de Bucarest, donde introducen prostitutas y los botines de sus robos. Incluso varios soldados son acusados por el ataque en un club nocturno lleno de gente, roban la caja, lesionando a una cantante y matando a la cajera. Con la ayuda de la Policía rumana y una prostituta francesa, encuentran a los culpables,  pero logra sentencias livianas para ellos.

La situación se resuelve después de una exitosa defensa de Norbert, amigo del capitán, quien  se ve obligado a convertirse en acusación por la amenaza de que, si no lo hace, se imputarán a Conan algunos cargos. 

En la película también se refleja el conflicto ético cuando una viuda llega desde Francia buscando a su hijo, a quien encuentra esperando juicio por deserción. Conan y Norbert creen que el joven no es un traidor, simplemente un cobarde que no tiene valor ni para defenderse. No obstante, su oficial a cargo busca que le peguen un tiro.  A pesar que se logra comprobar la inocencia del joven, pierde la vida al ser enviado nuevamente al campo de acción. Bertrand Tavernier fue galardonado con el Premio César a la mejor dirección por esta película. Asimismo, Philippe Torreton, quien personifica al Capitán Conan recibió el premio Premio César al mejor actor.