• |
  • |
  • Edición Impresa

El compositor argentino Lalo Schifrin, quien recibirá un Óscar honorífico el próximo domingo por parte de la Academia de Hollywood, no se lo podía creer cuando recibió la noticia en septiembre: “Pensé que era demasiado bonito para ser cierto”, dijo en una entrevista.

“No tenía la menor idea”, confesó el artista de 86 años. “Había estado con mi señora haciendo compras, y cuando volvimos llamaron por teléfono. Atendió mi secretaria, se puso mi señora y vi que su cara se iba transformando, de buena manera, pero llena de asombro”, relató.

“¿Qué pasa?”, se apremió a preguntar Schifrin. “Te va a hablar el presidente de la Academia”, le contestó Donna, su esposa.

Y el músico, tras la emoción de los primeros instantes, aseguró que en ese momento solo se acordaba del público, todos esos espectadores que han abrazado su música a lo largo de décadas.

Schifrin hará suya finalmente la estatuilla dorada tras haber sido nominado en seis ocasiones por las bandas sonoras de “Cool Hand Luke” (1967), “The Fox” (1967), “Voyage of the Damned” (1976) y “The Amityville Horror” (1979), “The Competition” (1980) y “The Sting II” (1983).

“Yo soy músico y compositor, nunca pienso en premios. El único premio para mí es poder tocar y escribir la música que quiero”, declaró.