• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Carlos Ruiz, Leonardo Reyes, Francisco Gutiérrez, Alejandra Martínez e Israel Espinoza son un grupo de chavalos que no se conocían del todo, pero que decidieron unirse debido a su pasión por la música y hoy conforman la nueva banda “Marzo”.

Francisco, guitarrista de la banda, confiesa que pensaron en ese título porque para ellos marzo es el mes que más duele, además de hacer una referencia a la canción “Para Marzo” de Salvador Bustos, que a su vez habla sobre el período de alfabetización en los 80.

Hasta hace pocos meses, debido a la crisis sociopolítica que enfrenta el país, Leonardo y Francisco estaban en Costa Rica y estando allá es que se deciden a materializar la idea de formar una banda. Ellos e Israel fueron los primeros integrantes, a quienes se les unieron Carlos y Alejandra poco después. Para Francisco Gutiérrez “Marzo” significa “tratar de implementar algo nuevo, salirse de los típicos géneros, fuera del indie alternativo, el brinca brinca y el metal”, y dice que son una retrospectiva del género hasta los 90”.

La banda lleva oficialmente seis ensayos y se formó a principios de octubre, los integrantes dicen que entre sus principales inspiraciones están: The Muse, American Football, Joy Division y The Cure. A pesar de esto, lo que buscan también es mezclar ese tipo de música con ritmos más movidos, “con los saltos y los ritmos, como en el brinca brinca”. “Nuestra intención es que el sonido y los pies estén sincronizados y alegres, que la gente escuche y le guste, pero también quiera bailar”, agrega Carlos.

Un grupo integral

Carlos y Francisco son guitarristas, Leonardo es bajista, Alejandra es la voz e Israel toca en la batería. A pesar de esta división de los talentos, “Marzo” es un grupo integral. “No hay canción de una sola persona, es un trabajo en equipo, aportamos letra, armonía y contextualizamos, es algo que nos gusta”, cuenta Leonardo. Hasta el momento, “Temporal” es la canción que más les enorgullece. El título habla “sobre el efímero invierno de Nicaragua, esas lluvias intensas y breves, el temporal”.

Como grupo, cuentan que su primer problema fue el sitio para el ensayo, puesto que no había energía eléctrica y tuvieron que empezar desde cero, pero en vez de dejarlos varados sirvió para impulsarlos hacia adelante. Son un grupo de amigos que hacen lo que aman, se divierten haciéndolo, se respetan y están luchando por hacerse espacio en la música. Su primer toque será este próximo 23 de noviembre en Art Burger, a las 7:00 p.m. “Queremos que nos den una oportunidad”, concluye Carlos.