• Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La primera temporada llegó en julio de 2016 y, aunque el enorme éxito no era en absoluto previsible, Netflix sí confiaba mucho en la serie. Prueba de ello es que la segunda temporada estaba confirmada antes del estreno.

De ahí que diera tiempo a tener los nuevos episodios listos para octubre de 2017. Se suponía que iba a ocurrir lo mismo con la tercera: se confirmó hace muchos meses –también la cuarta, aunque los anuncios oficiales vía Twitter llevan sus propios tiempos–, por lo que el calendario lógico era que se estrenara en octubre de 2018, aprovechando de nuevo el efecto Halloween.

Sin embargo, David Harbour (el sheriff Hopper) fue el primero en echarnos encima un jarro de agua fría en una entrevista en Variety en la que aseguró que habría que esperar hasta 2019: “Una de las cosas que más fastidian a los fans es que tardamos mucho en hacerlos [los nuevos capítulos]. No tendremos la tercera temporada hasta 2019”.

Larga espera

Ahora, Netflix confirma que el desarrollo de los guiones ha sido más lento, lo que retrasó el inicio de la grabación y que los nuevos capítulos ni siquiera estarán a principios de ese año: el estreno se ha confirmado ya para el verano de 2019.

Lo explicó Cindy Holland, Vicepresidenta de Contenido, durante la gira de prensa de la Asociación de Críticos de Televisión: “Es una serie artesanal. Los hermanos Duffer y Shawn Levy han trabajado muy duro y saben que hay mucho en juego. Quieren ofrecernos algo más grande y mejor de lo que hicieron el año pasado. Y por eso quieren tomarse el tiempo necesario para hacerlo bien. Creo que va a ser una temporada fantástica. Valdrá la pena la espera”.

La trama

Shawn Levy, productor ejecutivo, ha confirmado que los nuevos capítulos transcurrirán en el verano de 1985, justo un año después del final de la segunda temporada. En unas declaraciones recogidas The Hollywood Reporter, que abordarán el florecer de las relaciones que se iniciaron en la segunda: “Lo de Mike e Eleven va a hacerse más fuerte, así que esa relación continúa, como también la de Mad Max y Lucas. En cualquier caso son de 13 o 14 años, ¿y qué significa el amor en esa fase de la vida? Nunca puede ser algo simple o estable y hay mucha diversión en esa inestabilidad”.

Además, el hecho de que transcurra en verano supondrá un cambio radical en los escenarios: “Estamos en esa época del año que no tiene que ver con el colegio, sino con la piscina, los campamentos, los desfiles y fuegos artificiales del 4 de Julio… Así que hay una especie de diversión y relax en el ambiente de la tercera temporada que apetece mucho antes de que las cosas, inevitablemente, se vuelvan súper tenebrosas”.

Según recoge Variety, el productor también confirma que el Monstruo de sombras volverá a aparecer: “Sigue acechando dentro y fuera de Del Revés, y está decidido a alcanzar sus objetivos”.

Del revés

La tercera ahondará más en la mitología de Upside Down (Del revés). En concreto, del Mind Flayer. Los hermanos Duffer aseguran que ellos tienen ya por escrito la descripción de esos entresijos del mundo alternativo, pero que no saben cuáles de ellos utilizarán en el futuro o qué tipo de relación mantendrán con los niños. “Tenemos un documento que describe la mitología y las reglas con bastante detalle… Lo que más nos gusta de esta serie es cómo los personajes, sobre todo los niños, hacen sus cábalas sobre qué es o qué quiere el Mind Flayer, pero sus conclusiones se basan solo en sus juegos de referencia, así que no saben nada a ciencia cierta”.

Los guiones de la tercera temporada ya están finiquitados, pero por ahora los creadores apenas cuentan nada más allá de que “la tercera temporada será más íntima en un sentido extraño” y que vendrá cargada de “mucha diversión”.