•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La ex primera dama de Estados Unidos, Michell Obama  dijo a la revista británica “Good Housekeeping” en una entrevista de este lunes que la duquesa de Sussex Meghan Markle, probablemente al igual que ella, nunca haya soñado con tener una vida como la que tiene; y la presión que siente, tanto propia como de los demás, a veces puede parecer mucho.

“Así que mi mayor consejo sería tomarse un tiempo y no tener prisa por hacer nada. Pasé los primeros meses en la Casa Blanca principalmente preocupándome por mis hijas, asegurándome de que tuvieran un buen comienzo en la escuela y haciendo nuevos amigos antes de comenzar un trabajo más ambicioso. Creo que está bien, es bueno, incluso, hacer eso”.

Obama alentó a la duquesa para que tratara los temas que le apasionaban. Ambas han trabajado en temas de empoderamiento de mujeres y niñas, una prioridad en sus respectivos roles.

“Lo que diría es que hay muchas oportunidades de hacer el bien con una plataforma como esa, y creo que Meghan puede maximizar su impacto para los demás, así como su propia felicidad, si está haciendo algo que resuena personalmente con ella”, dijo Obama.

Agregó que ha encontrado inspiración y esperanza en las mujeres jóvenes con las que se ha reunido.

“En muchos sentidos, las cosas son más difíciles para las mujeres jóvenes de hoy. Pero lo que me inspira es que muchas de las mujeres jóvenes que he conocido están triunfando de maneras increíbles. A diferencia de mi generación, no son tan limitadas por la sociedad, por la creencia de que las niñas y los niños no pueden hacer lo mismo”, dijo.

“Se están adelantando en los deportes, las matemáticas, la ciencia y la tecnología. Están hablando y expresándose, no solo en las aulas, sino también en la arena pública desde muy temprana edad. Encuentro una gran esperanza en esta generación de mujeres jóvenes”.

Obama había planeado una gira europea para promocionar su nuevo libro, “Becoming”. La ex primera dama tuvo que recortar su viaje, cancelando las visitas a París y Berlín, para asistir al funeral del expresidente George H.W. Bush, explicó en un tuit.