•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El tema de la primer concursante transgénero en la historia del concurso Miss Universo, ha sido motivo de diversas opiniones, aún entre las mismas aspirantes a la preciada corona.

Mientras la Miss Nicaragua Adriana Paniagua, desde un inicio aplaudió la decisión de los organizadores de Miss Universo, la Miss Colombia Valeria Morales, en cambio, criticó la candidatura de la concursante transexual, Miss España, Ángela Ponce.

Al comparar ambas declaraciones, se puede establecer una marcada diferencia en la que Paniagua puede tomar mucha ventaja, pues se muestra como una mujer inclusiva, que no discrimina y que respeta las diferentes expresiones de la diversidad sexual.

En cambio la colombiana ha quedado como alguien “poco tolerante”, y que antepone valores más conservadores.

“Creo que un reinado de belleza como Miss Universo, es para mujeres que nacimos mujeres. Y creo que para ella también sería una desventaja, así que hay que respetarla pero no compartirlo”, declaró Morales tras coronarse como representante de su país, en alusión a la participación de la Miss España en el concurso internacional.

Valeria junto a Adriana en Bangkok. /Instagram

Hace un par de semanas, en una entrevista con el programa hispano Suelta la Sopa, Paniagua expresó su punto de vista sobre la participación de esta candidata transexual en el Miss Universo.

Adriana admitió que Ponce es una mujer “bella”, “segura” y “fuerte”, y que no se siente intimidada porque “no hay necesidad de compararse con las demás participantes… porque al final uno hace lo que cree y yo estoy enfocada en dar el 200 por ciento en Miss Universo y demostrar quién es Adriana Paniagua”, dijo en entrevista con la periodista Greidys Gil.

Cabe recordar que la Miss Nicaragua conoció a la Miss España Ángela Ponce a inicios de octubre, cuando visitó España.  En esa ocasión, la organización Miss Nicaragua reveló fotografías del encuentro que tuvo Adriana y Ángela.

Luego en el reciente reencuentro que tuvieron en Tailandia, Paniagua divulgó fotografías donde ambas aparecen dándose un beso en las mejillas.

Adriana paniagua junto a las candidatas de otros países, en las actividades previas a la gala final de Miss Universo. /Instagram
Paniagua compartió tres fotos sobre el reencuentro con la Miss España, las cuales acompañó con un hermoso mensaje que decía: “Mi admiración total, te adoro amiga”.

Paniagua ha mejorado en su expresividad. El carisma de la beldad pinolera destaca en las selfies donde las muchachas acostumbran a tener diversas muestras de cariño como abrazos, besos en las mejillas y sonrisas entre las demás competidoras.

El cambio de Paniagua en este último año es sorprendente, pues pasó de mostrarse como una mujer seria, reservada y de poco contacto con la gente, a una candidata que saber hacerse notar, dejando fluir su espontaneidad, buena expresión, en especial en el idioma Inglés que le ha permitido hacer buenas amigas.

Paniagua ha deslumbrado por su carisma y popularidad entre las candidatas, ha compartido fotos y videos con misses de diferentes países, notándose así el esmero que tiene por hacer buenos lazos de amistad en el certamen.

Bella colombiana deslumbra en Miss Universo

A 11 días de celebrarse la gala final, una de las contendientes más difíciles de vencer para Adriana Paniagua, es sin duda la señorita Colombia, Valeria Morales,  quien tiene repletas sus redes sociales de fotos donde se muestra una mujer además de guapa, con una personalidad fuerte, características que pueden destacar en el certamen.

Morales deslumbra por su sonrisa espontánea y pronunciada, es muy suelta modelando y le gusta poner un toque picante cuando camina en la pasarela.

Miss España junto a Miss Colombia./Instagram

Mide 1.73 metros de estatura y sus medidas 86-63-90 le han permitido un ejército de seguidores que estarán listos a votar en línea por ella.
En las fotos no abandona nunca su sonrisa, y sus cejas grandes combinan a la perfección con sus rasgos faciales. Sin duda es la competidora más fuerte de la nicaragüense Adriana Paniagua.