• Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

No se llama Peter Parker sino Miles Morales, en lugar de Queens vive en Brooklyn y no es blanco sino afrolatino, pero Phil Lord y Chris Miller, los cerebros de “Spider-Man: Into the Spider-Verse”, dijeron que la esencia del hombre-araña permanece y se actualiza en esta nueva película.

“Miles Morales viene de un punto de vista completamente diferente. Pero también tiene una gran afinidad con Peter Parker. En los sesenta, un niño de Queens y de clase media era una idea radical para el género de los superhéroes. No era un millonario, no era particularmente fuerte, no estaba muy seguro de sí mismo: se sentía como un bobo y un incompetente”, explicó Lord.

“Y Miles es demasiado joven para ser Spider-Man. Realmente no está ni seguro de si es una buena idea para él ser Spider-Man, así que creímos que era una gran ampliación del legado (del personaje) y también una manera de modernizarlo”, añadió.

Inspirado en los cómics

A diferencia de la tradicional historia con Peter Parker que ha sido llevada a la gran pantalla en incontables ocasiones, esta cinta parte de los cómics de Brian Michael Bendis y Sara Pichelli, que en 2011 imaginaron a un “millennial”, de padre afroamericano y madre latina, como el nuevo hombre-araña.

La película plantea que hay tantos Spider-Man diferentes como realidades paralelas, por lo que cuando varios de estos superhéroes (que incluyen a una Spider-Woman y versiones a lo Looney Tunes y de cine negro del hombre-araña) aparecen en el Nueva York de Miles este deberá enfrentarse al villano Kingpin para devolver el universo a la normalidad.

“Lo que la película trata de hacer es obligar a Miles a afrontar que tiene un talento y su responsabilidad de hacer algo sobre ello, le guste o no”, detalló Lord.

La ayuda de Peter Parker

En esta aventura, el adolescente contará con la ayuda de un Peter Parker venido a menos como un boxeador que ha colgado los guantes.

“Se le exige que sea el mentor de este niño y el veterano y sabio por primera vez “, apuntó. “Así que pensamos en hacer algo al estilo Karate Kid, solo que aquí el señor Miyagi no sabe de lo que está hablando y el niño no sabe qué debe preguntar”, ironizó.

“Cualquiera que vea esta película, sin importar de dónde sea, el color de su piel, su edad o si es chico o chica, puede encontrar este superhéroe y decir: ‘Esa persona podría ser yo’. Creo que eso es realmente poderoso e inspirador”, argumentó Miller.