•   Bangkok, Tailandia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La española Angela Ponce, la primera transexual en participar en Miss Universo, quedó hoy eliminada en la primera ronda de la gala final que se celebra en Bangkok, en la que cuatro latinoamericanas se encuentran entre las veinte semifinalistas.

Ponce, activista por los derechos LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales), tuvo un vídeo dedicado por la organización sobre su paso por el concurso en el que aparecía llorando pero determinada a lograr que el mundo cambie.

A continuación, la española regresó en solitario a la pasarela, donde fue ovacionada por el público que se concentra en el centro de convenciones de Bangkok.

Cuatro representantes de países latinoamericanos (Brasil, Costa Rica, Puerto Rico y Venezuela) se encuentran entre las 20 semifinalistas de Miss Universo 2018, cuya presente edición celebra hoy la gala final en Bangkok.

Asimismo, cinco asiáticas, cinco europeas, cuatro americanas, una oceánica y una africana.

Su identidad

El concurso de Miss Universo, que celebra sus 66 años, está teóricamente abierto desde 2012 a las personas transgénero, pero nadie había llegado hasta ahora a este nivel del evento.

"A mí no me convirtió en una mujer tener una vagina" advierte Angela Ponce, al explicar que nació como hombre y comentar los planes del presidente estadounidense Donald Trump de definir el género por el sexo de nacimiento.

Trump, antiguo propietario de Miss Universo, prevé asimismo que se imponga a las personas transgénero hacer el servicio militar, según un documento de la Casa Blanca filtrado en octubre.

Miss Nicaraua, Perú y España.

"Yo soy una mujer desde antes de nacer, porque mi identidad está aquí", dice Ponce, señalándose la cabeza. 

Ser una mujer es una "identidad", explica. "No importa que seas blanco, negro, que tengas vagina o pene".