• Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Actriz, modelo, filántropa, actriz de voz, directora, guionista y activista por los derechos de las mujeres. Ahora, ¿presidenta de Estados Unidos? Como guion de cine sería bastante factible, pero no.

A lo que podría postularse la estadounidense y camboyana Angelina Jolie sería a la Presidencia estadounidense. La real.

La actriz estadounidense Angelina Jolie no descarta meterse en política

La que ahora está en manos de Donald Trump. Jolie no descarta entrar en política si esa es la manera de “cambiar el mundo”, ha dicho a un programa de radio, Today, de BBC Radio 4.

Angelina Jolie.

Hoy, con 43 años y seis hijos, dos Óscar (uno de ellos honorífico por su labor humanitaria) y tres Globos de Oro, no se ríe ante la pregunta planteada por Justin Webb como hubiera hecho hace 20 años por considerarla totalmente descabellada, ha contado.

Tampoco confirma pero no descarta ninguna posibilidad. El hecho de no tener “ningún esqueleto en el armario”, le ayudaría a dar el paso a la política.

Aunque no hay fecha —el presentador insinuó las elecciones de 2020— ni, por supuesto, contrincante —si el escenario del periodista llegara a producirse el oponente sería el actual presidente frente a quien Jolie se ha expresado públicamente contraria—contra quien disputarse la Casa Blanca. Porque allí sería donde Jolie y su troupe viviría en lugar de Trump y Melania.

Buen lugar

Enviada especial del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados e implicada en distintas causas humanitarias con mujeres y niños, la ex de Brad Pitt, que se considera abierta, con confianza en sí misma y “mucho aguante”, está dispuesta a ir “donde la necesiten”, ha dicho.

Angelina Jolie pide fin hostilidades en Yemen y solución crisis humanitaria

Sin embargo, “por ahora” se queda donde está, desde donde cree puede hacer “muchas cosas” sin ostentar un cargo público o involucrarse directamente en política.

Angelina Jolie.

“Honestamente haré lo que crea que realmente puede hacer un cambio. También puedo trabajar con los gobiernos o con los militares. Me siento en un lugar muy interesante para hacer muchas cosas”, agregó.

Otros más

No es la primera vez que la actriz insinúa un cambio radical en su carrera. Tampoco sería la primera intérprete en dejar el cine por la política. Arnold Swarzenegger está en las antípodas de sus ideales, pero es un caso. Ronald Reagan antes de presidente de Estados Unidos (el número 40) fue actor.

​​Angelina Jolie, conmovida por "fortaleza y dignidad" de migrantes venezolanos

Glenda Jackson ganó dos Óscar antes de ser ministra de Transportes en con Tony Blair y Clint Eastwood fue alcalde de Camel by the sea, por ejemplo.

Angelina Jolie.

Su referente más cercano, sin embargo, sería el de Cynthia Nixon, la actriz de “Sexo en Nueva York” que quiso (y aún quiere) luchar por los derechos de los neoyorquinos fuera de la pantalla.