• |
  • |
  • Edición Impresa

Galardonada con dos Globos de Oro a la mejor película de lengua extranjera y a la mejor dirección, “Roma”, sigue estando presente en el ojo público, esta vez debido a que en España decidió subtitularla para presentarla en los cines locales.

El director de la cinta, Alfonso Cuarón hizo declaraciones en Nueva York, tras participar en el Lincoln Center en la clausura de un ciclo de cine dedicado al artista en esta ciudad estadounidense, en las cuales comentó que le parecía “ofensivo”.

"Roma" y "The Favourite" lideran las nominaciones a los BAFTA británicos

“Me parece muy, muy ridículo”, insistió, “el color, la empatía funcionan sin los subtítulos”. “A mí me encanta ver, como mexicano, el cine de Almodóvar y yo no necesito subtítulos al mexicano para entender a Almodóvar”, agregó, claramente enojado, antes de subirse a un coche para dirigirse al aeropuerto.

 Alfonso Cuarón

Precisamente sobre la controversia suscitada por la distribución de su último largometraje principalmente a través de la plataforma de Netflix en detrimento de las salas de cine, Cuarón afirmó que “no es una polémica”. “Es gente que quiere ser polémica, las tendencias están cambiando y lo que yo celebro es la diversidad del cine”, concluyó.

Sobre “Roma”, que en septiembre de 2018 recibió el León de Oro en el Festival Internacional de Cine de Venecia y es aspirante a los Óscar, insistió en que es “una película para honrar a la memoria, pero también para honrar el sentido del espacio y del tiempo. Por eso la cámara tiene esas idas al presente y visitas al pasado”.

Enojo justificado

El académico de la lengua Pedro Álvarez de Miranda mostró su apoyo a Cuarón y consideró que esta práctica “abre grietas en el privilegio” de los hispanohablantes de entenderse.

El filólogo Álvarez de Miranda consideró que los subtítulos a la película mexicana suponen un “fenómeno sorprendente” y “una falta de confianza” a la capacidad de la comunidad panhispánica de entenderse.

“The Greatest Showman” y su exitosa banda sonora

El académico de la Real Academia Española vio hace dos semanas la película de Cuarón en un cine de Madrid, donde la cinta aparecía enteramente subtitulada y traducida del español mexicano original: “Y cuando decían, ‘no te enojes’, los subtítulos ponían, ‘no te enfades’. Hasta ahí llegó”, recordó.

El filólogo, muy aficionado al cine, considera que “afortunadamente” las películas españolas no necesitan traducción para ser vistas en países hispanohablantes diferentes de España ni al contrario. Además, no es lo mismo el español de México que el de Argentina o Cuba, recordó.

Temporada de cine español

“A veces hay alguna palabra que no entiendes pero se deduce por el contexto”, recalcó Álvarez de Miranda, que asegura que le llamó “muchísimo” la atención que “Roma” hubiera sido subtitulada para ser proyectada en cines en España.

La película

Son los años setenta. En la colonia Roma, ubicada cerca del centro de la ciudad, en Ciudad de México, vive una familia de la burguesía formada por la señora Sofía (Marina de Tavira), su marido médico y sus cuatro hijos. En un segundo plano, está Cleo (Yalitzia Aparicio), una joven criada indígena que junto con Adela (Nancy García) son las principales responsables del cuidado de los niños de la casa.

Cleo es la primera en levantarse por las mañanas para despertar a los niños para ir a la escuela y la última en irse a la cama después de limpiarlo todo. Su armónica vida se verá trastocada por diversos acontecimientos privados y públicos.