•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De acuerdo con los documentos policiales, el modelo e influencer Cameron Dallas, arrestado por romperle la nariz a un hombre aún no identificado, también le habría roto la mandíbula. Cameron, de 24 años, le dijo a un oficial de la Policía de Aspen que perdió la paciencia y lo golpeó “varias veces” después que el hombre “hizo insinuaciones homosexuales no deseadas” contra el amigo varón de Dallas, y luego se negó a abandonar su habitación de hotel.

Una ambulancia transportó al hombre agredido al hospital de Aspen Valley en ese momento, donde un médico le diagnosticó las fracturas de nariz y mandíbula. Esas lesiones, conocidas como “lesiones corporales graves”, son la base del cargo por delito grave contra Dallas. Y mientras tanto, un empleado del hotel que trabajaba en el vestíbulo del Hyatt le dijo a la policía que el hombre de 34 años salió del ascensor “ensangrentado” y “pidió ayuda”, según la declaración jurada.

“Poco después, otro hombre salió del ascensor y comenzó a gritarle (al hombre ensangrentado) que abandonara el hotel”, afirma. “(El hombre ensangrentado) acusó a este hombre de agredirlo. Se produjo una breve discusión, y el segundo hombre volvió al ascensor”, añadía. Este segundo hombre fue identificado como Cameron Dallas por el empleado y cuando llegó, la policía los guio hasta su habitación.

El contexto

Cameron le dijo al oficial de policía de Aspen, Ian MacAyeal, que él y su amigo de 19 años estaban visitando el hotel desde Los Ángeles y estaban en el club nocturno Bootsy Bellows en el centro de Aspen con otros amigos más temprano esa noche. Durante el transcurso de la velada, el hombre de 34 años “se involucró” con este grupo de amigos, según la declaración jurada.

Cuando el bar cerró, un miembro del grupo de 19 años, Nasser Alfallah, invitó al hombre de 34 años a regresar al Hyatt. Sin embargo, no mucho después de llegar al hotel, Alfallah fue arrestado por la Policía de Aspen por entrar sin autorización en una de las habitaciones. Después de que el guardia dejase a Alfallah, “extremadamente intoxicado”, en una habitación donde no se estaba quedando, el hombre de 34 años preguntó si podía cargar su teléfono en su habitación (la de Dallas) y aprovechó.

Dallas fue acusado de asalto en segundo grado que causó lesiones corporales graves, pagó una fianza de US$5,000 y debe regresar al Tribunal de Distrito del Condado de Pitkin el 22 de enero. No se respondió un mensaje de texto en el que se solicitaban comentarios enviados el viernes al número de teléfono que figura para Dallas en los documentos judiciales y su abogado en Colorado Springs, tampoco respondió a un mensaje en busca de comentarios.