•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este jueves llegó a todas las salas de cine del país la película estadounidense “La Mula”, protagonizada y dirigida por Clint Eastwood, quien tras diez años de ausencia de los reflectores de Hollywood presenta la historia de un anciano octogenario, quien por casualidades de la vida consigue trabajo sin percatarse que estaba transportando drogas. 

La película está basada en un hecho real, y se trata de la historia de Leo Sharp, un veterano de la guerra de Corea, la cual fue publicada en The New York Times. 

Bajo el nombre de “La mula”, el filme retrata la historia de un hombre que intenta redimirse con su familia después de muchos años de ausencia. Earl Stone estuvo más tiempo enfocado cultivando lirios que disfrutando de su esposa, hija y nieta. Con el apogeo de las ventas por Internet y resistirse al cambio, las flores dejan de venderse y termina casi en la quiebra. 

Ante la falta de ingresos y la oferta de trabajo como chofer conoce todas las rutas de carretera y nunca había recibido una multa de tránsito. Además, cumple con el principal requisito: su imagen de inocente anciano. ¿Quién podría desconfiar del Tata?, nombre con el que se conoce en el bajo mundo a Earl. 

A pesar de su vida delincuencial, el protagonista no solamente ocupa el dinero para sí mismo, sino para ayudar a otros. También intenta recuperar a su familia, sin embargo es demasiado tarde para su esposa, quien muere de cáncer. Sin embargo, antes del deceso ella lo perdona, y logran despedirse. 

En el film también aborda algunos temas tabúes como la vida sexual de los adultos mayores. Ante el buen rendimiento laboral de “El Tata” (Earl), su jefe del cartel de Sinaloa desea conocerlo y lo invita a una fiesta en su mansión, donde el anciano disfruta de los placeres de la carne, al formar un trío sexual con dos mujeres. 

El drama es coprotagonizado por Bradley Cooper, Dianne Wiest, Laurence Fishburne y Andy García.