•  |
  •  |
  • END

El actor galés Anthony Hopkins, ganador de un Oscar por su interpretación del psicópata caníbal “Hannibal Lecter”, en “El silencio de los inocentes” (1991), festejará 70 años este lunes, con nuevos proyectos para 2008: la gira mundial como pianista, al tiempo que descansará del cine.

Sir Philip Anthony Hopkins, quien reside en Estados Unidos, interpretará principalmente sus propias composiciones, que han sido descritas por los conocedores del tema como “inolvidables y etéreas”. Así, el histrión vuelve a la música, en la que se inició de joven antes de dedicarse a la actuación, inspirado por las notas de Chopin.

Hopkins nació el 31 de diciembre de 1937 en Port Talbot, Gales, hijo único de Richard Hopkins y Muriel Hopkins; pasó su infancia prácticamente aislado del resto de sus compañeros del colegio, estuvo en el ejército y trabajó en una fábrica de acero.

En la plenitud de su adolescencia encontró su rumbo definitivo: la actuación, profesión que desarrolló tras estudiar en el Cardiff College of Drama y en la Royal Academy of Dramatic Arts, en Londres.

Al concluir su instrucción, incursionó en los escenarios con la National Theatre en el Old Vic, en especial mediante obras de William Shakespeare, tales como “Julio César”; para entrar a dicho foro, tuvo que realizar una audición con Laurence Olivier.


En lo personal
En su vida sentimental, en 1968 contrajo matrimonio con Petronella Baker, madre de su hija Abigail, pero el enlace duró poco, pues se divorciaron en 1972; un año después se casó con Jennifer Lynton, de quien se separó en 2002.


Colmado de éxito
Entre los primeros títulos en los que figuró en la pantalla grande se encuentran “El león de invierno” (1968), “El espejo de los espías” (1969), “Hamlet” (1969), “Decision to burn” (1970), “Las ocho campanadas” (1971), “El joven Winston” (1972), “Chantaje a una esposa” (1973) y “Amarga victoria” (1976).

Poco después ganó mayor popularidad al protagonizar la producción para televisión “El secuestro Lindbergh”; desde entonces, sus papeles se han caracterizado por ser muy complejos.

En 1980, encarnó a un triste sujeto-monstruo en “El hombre elefante”, de David Lynch, a la que le siguieron “The bunker” (1981), “El jorobado de Notre Dame” (1982), “Motín a bordo” (1984), “El buen padre” (1985) y “84 charing cross road” (1987).

En 1990, la reina Isabel II lo nombró caballero del imperio británico; en ese entonces, su carrera internacional ya era firme, pero dicha distinción le llegó con su estremecedora interpretación de “Hannibal Lecter” en “El silencio de los inocentes”.

Su elegancia e intensidad interpretativa llegaron a su máxima expresión con el citado personaje de caníbal, trabajo por el que además obtuvo un Oscar como Mejor Actor. Dos años más tarde, volvió a ser nominado en la misma categoría por su papel de hierático y perfeccionista mayordomo en “Lo que queda del día”, de James Ivory, filme en el que compartió créditos Emma Thompson.

Entre sus trabajos cinematográficos destacan “La máscara del zorro” (1998), al lado de Antonio Banderas; “Conoces a Joe Black” (1998), con Brad Pitt; “Instinto” (1999) y “Titus” (1999).

En 2000 filmó la secuela de “El silencio de los inocentes”, la cual se tituló “Hannibal”, y a la que le siguieron “Misión imposible 2″ (2000), “Hearts in Atlantis” (2001), “Dragón rojo” (2002), “The human stain” (2003), “Alexander” (2004), “The world’s fastest indian” y “Proof” (2005).

Sus participaciones en el Séptimo Arte durante 2006 incluyen los largometrajes “All the king’s men”, “Bobby” y “Burt Munro: un sueño, una leyenda”.

Actualmente, Hopkins se encuentra en Buenos Aires, Argentina, donde realiza el rodaje de “Ciudad de su destino final”, la nueva película de James Ivory, que se estrenará a mediados del próximo año.

Asimismo, las cintas “Beowulf”, “Fracture” y “Slipstream” se encuentran en fase de post producción; además de que anunció que en 2008 participará en “Harry and the Butler”.


Notimex