•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El arte siempre encuentra vías para expandirse y dar a conocer el talento de las personas. Esta vez, la vía que encontró es una exposición en el Centro Cultural Nicaragüense Norteamericano (CCNN) que lleva por nombre “Líneas alternas”.

Desde este lunes 18 de febrero y durante los siguientes 7 días se presentará el trabajo hasta ahora inédito de dieciséis talentosos jóvenes nicaragüenses, tanto en el ámbito de la pintura como del dibujo, y que contará con la participación artística de una banda emergente que se dio a conocer con el nombre de “Marzo”.

Líneas alternas, líneas distintas que acaso y se parecen, pero no coinciden. No hay otra manera de describir las sorpresas para quienes  lleguen a dar una vuelta por el CCNN durante la exhibición. Jorge Ortega/END

Nubia Manzanares, coordinadora de cultura del CCNN fue quien les dio a los jóvenes el espacio para que presentasen, como mínimo tres obras de arte, pero si los artistas querían presentar más, también sería bienvenido. Entre los nombres de los autores detrás de las piezas que se apreciarán en las Galerías 1 y 2 del CCNN  tenemos a: Martha Lucía Castillo, Dylan Bladimir Ortiz, Alejandra Guadalupe Reyes, Chengpy Alexandra Wu, Vladimir Hernández Ruiz, Gladys Lilibeth Rodríguez, Alessio Lilistone Meza, Cristhian Reyes y Amanda Medrano.

Completos desconocidos

Eso eran todos, completos desconocidos, hasta que Amanda Medrano, una chica delgada y espigada que no para de reír ni de hablar se puso en contacto con cada uno de ellos a través de WhatsApp y los animó a mostrar su talento.

“Nos reunimos en Metrocentro y empezamos a conocer cómo trabajaba el otro”, comentó Castillo. Ahora estos artistas colegas tienen todavía una semana de exposición, en  la que mostrarán a los interesados aquello que con palabras desvelaron entre sí. Y es que el arte habla por sí mismo, así que tendrán que confiar en que el ojo del espectador sepa leer entre líneas el mensaje que han intentado plasmar.

Líneas alternas, líneas distintas que acaso y se parecen, pero no coinciden. No hay otra manera de describir las sorpresas para quienes  lleguen a dar una vuelta por el CCNN durante la exhibición. Jorge Ortega/END

Líneas alternas, líneas distintas que acaso y se parecen, pero no coinciden. No hay otra manera de describir las sorpresas para quienes  lleguen a dar una vuelta por el CCNN durante la exhibición.

Desde pinturas con rasgos ánime, hasta cuadros que cuentan historias personales y tristes de los artistas, pasando por detalles surrealistas y otros muy realistas y representaciones como sacadas de una película de horror o un libro de Stephen King, las obras de estos pintores son un grito desesperado del arte joven que exige que se reconozca su valía y que se ponga la mirada también sobre aquellos que desde el anonimato, con trazos y mezclas de colores, están cambiando el mundo.