•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A través de las diferentes plataformas digitales la cantautora nicaragüense Katia Cardenal difunde y celebra los 10 años de grabación de su versión de la Misa Campesina de Carlos Mejía Godoy con músicos nicaragüenses y un coro noruego. 

Cardenal explicó a El Nuevo Diario que la grabación fue una coproducción Nicaragua/Noruega con el sello disquero Moka Discos y Kirkelig Kulturverksted, este último le produjo 5 discos en el país nórdico a la artista. 

“Lo grabamos con músicos nicaragüenses en El Convento San Francisco en Granada. Participaron: Omar Suazo, Fabio Buitrago, María José Ocarina, Augusto Mejía, Carlos Luis Mejía, luego se incluyen las voces de 30 personas miembros del coro Skuruk de la iglesia de la ciudad de Volda en Noruega”, dijo la cantautora. 

Carlos Mejía Godoy. Archivo/END

Asimismo relató que en el 2009 el ingeniero y productor noruego Erik Hillestad vino a Granada para la grabación y luego se fue con él a Noruega para grabar los coros. “Se tradujo la misa al noruego y es una versión bilingüe, yo canto en español y el coro SKRUK cantó en noruego”, manifestó la artista. 

Además afirmó que la casa disquera de Noruega se llama Taller Cultural de la Iglesia, y con ellos grabó su primer disco como solista en el país europeo hace 20 años, el cual fue disco de oro. Después del éxito del álbum, la casa disquera le ofreció hacer más proyectos juntos, y ya que ellos también producen música sacra les propuso grabar la Misa Campesina nicaragüense. 

“Yo a los 16 años, en 1979 canté la Misa Campesina con un grupo de jóvenes estudiantes cuando aún estábamos en secundaria. Desde que la escuché por primera vez me enamoré de la obra. A los noruegos también les encantó cuando la escucharon”, destacó Cardenal. 

Los hermanos Luis Enrique y Carlos Mejía Godoy. Archivo/END

De igual manera, afirmó que antes de la grabación se reunieron con Ernesto Cardenal y Carlos Mejía. También fueron a visitar la Isla de Solentiname para acercarse más a la raíz de la obra. 

Asimismo le pidió autorización a Carlos Mejía Godoy, compositor de la música a quien le encantó la idea, y en ese momento le pidió grabar “Nicaragua, Nicaragüita “como un bono. Actualmente su versión de esta última canción también está en las distintas plataformas digitales, ya que fue grabada en ese mismo momento.