•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre cuadros de trazos firmes y esculturas moldeadas por el ingenio de 21 mujeres nicaragüenses inspiradas en los más variopintos motivos, fue homenajeada la galerista, promotora de arte y gestora cultural Juanita Bermúdez, este miércoles en la inauguración de la IX Expo Mujer y Arte, celebrada en el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica (INCH). Las obras serán exhibidas hasta el 19 de marzo.

El colectivo de artistas que expuso en esta muestra, que fue curada por el artista plástico Mauricio Rizo, está integrado por Berta Marenco, Chilo Cuadra, Chilo Delgadillo, Chylo Bosche, Claudia Fuentes de Lacayo, Damiana Corea Arellano, Gertrudis Guerrero, Giovanna Serrano, Ilse Ortiz de Manzanares, Inelia Lovo, Karla Valle, Lucía Martínez, Laura Báez, Ligia Vaughan, Luisa Guerrero, Luz Marina Acosta, Marcia Price, María Reneé Pérez, Mariú F. Lacayo, Nunzia Valenti y Rosa Carlota Tünnermann. 

Al acto asistieron las embajadoras María del Mar Fernández-Palacios Carmona, de España; Edita Vokral, directora regional para América Central de la Cooperación Suiza, Ute König, de Alemania, Diana Valladares, de Honduras, y Marisol Pérez Carranza, de Chile.

Arte de mujer

El homenaje fue dirigido por René González Mejía, presidente del INCH, quien señaló que en octubre dicha institución cumplirá 60 años promoviendo la cultura y, sobre todo, “procurando visibilizar el arte y talento artístico de la mujer nicaragüense, promoviendo sus derechos culturales y la igualdad de género, acciones fundamentales que forman parte de las líneas de acción estratégicas de la cooperación cultural española. Por mencionar un dato, tan solo entre 2017 y 2018, más del 50% de los beneficiarios de nuestro programa cultural fueron mujeres”.

Asimismo, señaló que es un orgullo acoger por noveno año consecutivo la icónica exposición colectiva “Mujer y Arte” y dijo que “en esta ocasión celebramos la decisión del colectivo de artistas de dedicar la muestra a nuestra querida Juanita Bermúdez Pérez, incansable promotora cultural de artistas y artesanos, de mentes imaginativas y de manos que construyen, en reconocimiento a sus más de tres décadas impulsando el arte nicaragüense”.

La pintora y escultora Ilse Ortiz de Manzanares junto a una de sus obras. Oscar Sánchez/END

La pintora y escultora Ilse Ortiz de Manzanares habló en nombre del colectivo de artistas y señaló que Bermúdez “es una mujer fuerte y luchadora, paladín en Nicaragua del arte y la cultura”. Asimismo, hizo una retrospectiva sobre la trayectoria de la homenajeada y su papel como impulsora de las bienales de arte de la Fundación Ortiz Gurdián y su rol en la fundación y funcionamientos de los Centros de Arte de León y Managua, de la Fundación Ortiz Gurdián/Banpro. 

Agradecida

La homenajeada fue recibida entre aplausos y en su discurso destacó que ha asistido a las ocho exposiciones anteriores, lo que le ha permitido destacar el avance y desarrollo que el colectivo de mujeres artistas ha experimentado, así como también el surgimiento de nuevas artistas y apuntó que le encanta ver que algunas han incursionado en otras disciplinas, como la escultura y el grabado.

“Estoy muy agradecida, es máxima la gratitud que siento con el INCH y con las artistas porque decidieron dedicarme esta exposición y me da un gran gusto, ha sido una sorpresa grandísima y lo único que me queda es expresar un gran acontecimiento. Estoy admirada de la calidad de los trabajos aquí expuestos y quiero darles un consejo a sus autoras y es que paralelo a su ejercicio de la pintura, a la práctica constante de ellas con sus lienzos, pinceles y óleos, se nutran también del trabajo de muchas mujeres antecesoras suyas, cuyas obras han trascendido a través de los años y han ocupado lugares preponderantes en los diferentes movimientos del arte”, señaló Juanita Bermúdez. 

Bermúdez recibió una placa de reconocimiento a su trayectoria, de manos de doña Rosa Carlota de Tünnermann, y un ramo de rosas entregado por la embajadora de España.

La trayectoria

Aunque es con la galería de arte Códice que inició de lleno su trabajo, no podemos obviar que Juanita Bermúdez tuvo su encuentro con el arte en los años 60, cuando llegó a Washington y conoció la National Gallery Art, un lugar que asegura le deslumbró y despertó en ella la pasión por el arte universal.

No obstante, desde 1979 hasta 1990 trabajó muy de cerca con los pintores nicaragüenses, dando paso a su devoción por el arte nicaragüense. 

Aunque es con la galería de arte Códice que inició de lleno su trabajo, no podemos obviar que Juanita Bermúdez tuvo su encuentro con el arte en los años 60, cuando llegó a Washington y conoció la National Gallery Art. Oscar Sánchez/END

Bermúdez reconoce que “desde Códice la primera disciplina del arte que trabajé fue la pintura y en gran medida también podría decir en un segundo lugar la escultura, dado que era cercana al maestro Fernando Saravia y al maestro Orlando Sobalvarro, que a la vez que eran grandes pintores eran grandes escultores. Después me familiaricé con el grabado, probablemente a través de La Casa de los Tres Mundos, que con gran trabajo impulsó la práctica del grabado en Nicaragua”.

Códice nació de su pasión por el arte nacional y de su solidaridad con todos los artistas que con las salida del FSLN del poder, en los 90 vieron mermadas las ventas de obras que el Gobierno adquiría para entregar en calidad de regalos oficiales, para apoyarlos “decidí poner la galería, los pintores acogieron la idea con gran placer, Arnoldo Guillén me ayudó a montar y a empezar a sacarle frutos en pro de los artistas nacionales”.