• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Este jueves por la noche se inauguró en la Alianza Francesa, en el marco de la Francofonía, la exposición fotográfica “Mirada de un francés en Nicaragua”, que consta de 21 imágenes que inmortalizan a nicaragüenses en actividades cotidianas, captadas por el fotógrafo Yonnel Bécognée.

“Esta exposición es el resultado de siete años, entré a los hogares de esas personas y me permitieron compartir con ellos esos momentos”, indicó Bécognée durante la inaguración.
“Me gusta una donde se ve a un niño bañándose en una pileta (lavandero). Estaba feliz y capturé ese momento”, dijo el fotógrafo.

Al evento, realizado la noche de jueves, asistió el embajador de Francia en Nicaragua, Philippe Létrilliart.

Yonnel Bécognée, fotógrafo. Óscar Sánchez/END

“La exposición que inauguramos me encanta porque es la obra de un profesor que conozco desde mi llegada. Había visto sus fotografías, pero nunca antes se hizo una exposición, desde el ojo formidable y corazón formidable de un francés”, precisó el embajador.

La exposición estará disponible al público hasta el 30 de abril.

Bécognée es profesor en la escuela de primaria del Liceo Franco-Nicaragüense Víctor Hugo y brinda clases a niños de aproximadamente 10 años. Él cuenta que llegó a Nicaragua hace unos siete años y aprendió el idioma español al llegar al país.

La exposición estará disponible hasta el 30 de abril. Óscar Sánchez/END

Además, relató que cuando vivía en Francia, cerca de París, ya le gustaba mucho el arte de la fotografía, pero Nicaragua fue para él una gran oportunidad de desarrollar su pasión.

Añadió que comenzó con los paisajes y la gente a la que encontraba en sus visitas en el país. En la bolsa de su cámara siempre tenía una impresora miniatura que funciona con baterías, la cual le permite ofrecerle las imágenes a la gente que fotografiaba, sea cual fuere el lugar.

En cuanto a la exposición, manifestó que esta es su segunda exposición. La primera la realizó hace seis años en Estelí, precisamente para una cooperativa agrícola que celebró su aniversario de fundación.

La exposición estará disponible hasta el 30 de abril. Óscar Sánchez/END

Por otro lado, Bécognée expresó que formó amistad con la gente del barrio donde se encuentra su escuela y se hizo el fotógrafo que de vez en cuando capturaba la vida cotidiana, el que siempre tomaba fotografías en las casas del vecindario. Este contacto con la gente y su sensibilidad de profesor lo hicieron preocuparse de la escolaridad de los niños que fotografiaba.

El fotógrafo expresó que con el tiempo sintió la necesidad de ayudar a quienes podían ir a la escuela por razones económicas o corrían peligro de dejarla.

Las fotografías fueron tomadas cerca de Managua, en las comunidades de los diferentes departamentos del país, entre ellos la Costa Caribe.