•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El cantante Carlos Rivera dio forma al "mosaico musical" de México y dio rienda suelta a la pasión por el folclor de su país en la banda sonora de la película "El Rey de todo el mundo", dirigida por el español Carlos Saura.

"Quisimos irnos hacia algunos de los géneros que más emocionan dentro de la ranchera o el huapango, el danzón o el son, y fueron naciendo algunos de los títulos, incluyendo el tema principal que se llama 'Calavera'", dijo a Efe el cantante durante su visita al set de la filmación que tiene lugar en Guadalajara (oeste de México).

El intérprete habló de su debut en la composición para cine de la mano de Saura, quien buscó hacer un homenaje a la cultura popular mexicana en un filme que conjuga géneros tan disímiles como el bolero, los huapangos, los corridos, la cumbia y hasta una fusión con el reguetón.

Carlos Rivera, cantante. Cortesía/END

Sin perder las raíces mexicanas y haciendo eco de la ola de fusiones musicales que prevalece en la industria musical, Rivera y el productor español Alfonso González Aguilar fueron dando forma a la variedad de ritmos de la música popular mexicana.

En esta tarea, Saura tuvo mucho que ver pues quiso reflejar las canciones mexicanas que marcaron su infancia y que se han convertido en referencia de la cultura de este país. González Aguilar, quien trabajó con Rivera en los audiovisuales de su más reciente producción discográfica, "Guerra", invitó al intérprete a formar parte del equipo de producción del filme para asegurarse de tener una "visión mexicana" de los temas a elegir.

Desde hace unos meses trabajaron la música a tres bandas. Por una parte eligieron canciones originales como "Fallaste corazón", una de cuyas frases le da nombre al filme, o "Llorona", en la voz de Chavela Vargas. Además, crearon nuevas versiones de piezas conocidas, debido a que no fue posible conseguir los derechos de autor.

Carlos Rivera, cantante. Cortesía/END

"Quisimos que la creatividad tuviera un mayor peso sobre el problema del dinero y nos fuimos primero a seleccionar lo que creíamos que era intocable, canciones que debían estar con sus voces originales, y fuimos también seleccionando lo que Saura decide que son sus imprescindibles y que se inspiró mucho en la música que él escuchaba desde niño y que le inspira a hacer la película", señaló.

La tercera consigna fue crear los temas originales que Saura pidió para ciertos momentos de la historia y que sirvieron para hacer fusiones de géneros como el son jarocho y el reguetón, explicó el intérprete de "Sería más fácil".

"Hubo una parte en la que él (Saura) dijo que quería un reguetón y para mí, como mexicano (pensé) ¿Dónde meto un reguetón si no es mexicano? Curiosamente hay algunos acordes de los sones jarochos que podían prestarse a meterle esos ritmos que él necesitaba para el baile", reveló.

Rivera refirió que buscaba "aterrizar" las ideas de Saura y fue celoso de cada detalle para que la banda sonora "no dejara de ser algo muy mexicano" y no desvirtuara la esencia de la música de este país.

"Hablamos mucho; mi trabajo era siempre aterrizar sus ideas hacia los ritmos mexicanos, qué se podía y qué no se podía, qué tal vez no nos iba a gustar mucho. Como mexicanos siempre hemos tenido mucho cuidado y nosotros somos muy fijados cuando alguien de fuera viene y hace algo de México", expresó.

Carlos Rivera, cantante. Cortesía/END

El cantante, quien trabajó en la película "Coco" dando voz al tema principal "Recuérdame", asegura que le emociona participar en proyectos que tienen que ver con resaltar sus raíces mexicanas pues es un "apasionado del folclor" de su país, un amor que busca reflejar también en sus discos y sus presentaciones en vivo.

"Cuando tú tomas los ingredientes de tu propia raíz y los mezclas con el pop o con cualquier ritmo mediático, puede volverse algo único y lo han hecho muchísimos de los grandes artistas latinos que se han vuelto mundiales como Gloria Estefan o los Gipsy Kings", señaló.

Rivera concluyó el pasado fin de semana una gira de 12 conciertos en España y afirmó que haber formado parte de este proyecto afianza más la relación que tiene con ese país, que significó un parteaguas en su carrera musical.

"Parece que todo se acomoda siempre para poder tener una conexión con ellos (los españoles), pero como mexicano allá me han tratado con muchísimo cariño. Es un país que además marca un antes y un después en mi carrera y cada vez que hay algo que tiene que ver con ellos hay una empatía muy grande", puntualizó.