•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

“Un milagro para Milagros” es el nombre del concierto que ofrecerán Katia Cardenal, Luis Enrique Mejía Godoy y Gustavo Bucardo, el jueves 2 de mayo en Miami, con el fin de ayudar a la niña de 7 años Milagros Urbina, quien es originaria de Estelí y sufre ictiosis.

La ictiosis es una enfermedad que  se caracteriza por la resequedad excesiva de la piel y por la tendencia a formar escamas que no se exfolian naturalmente. Con ictiosis hay un recambio anormal de las células de la primera capa de la piel que es la epidermis, hay una maduración anormal de las células y el ritmo de recambio está alterado y hay mayor producción de escamas.

El cantante Gustavo Bucardo invitó a Katia Cardenal y a Luis Enrique Mejía Godoy para este concierto en Miami. Archivo/END

“Será un concierto dirigido a la comunidad nicaragüense, con el fin de recaudar fondos para abonar al proyecto de construirle una casa a Milagritos. Ya tenemos un solar, hemos hecho un par de conciertos y ahora haremos este en Miami. Hay un equipo de arquitectos que va a apoyar para construir la casa, ahí vamos de ladrillo en ladrillo. De aquí a octubre o noviembre esperamos que ya pueda tener su casita”, señaló Bucardo.

Asimismo, dijo que tiene algunos años de conocer a Katia y a Luis Enrique, con quienes ha cantado en conciertos ecológicos y de solidaridad, por lo que desde que conoció a Milagritos les contó del caso y ellos lo han seguido de cerca.

“Les conté de todos los planes que teníamos y que conseguimos que el señor Jaime García, de My Father Cigar, nos apoye con los tratamientos y que  nos pusimos a soñar en grande y pensamos en mejorar las condiciones de vida de la niña, porque actualmente Milagritos vive en una casa de plástico de un familiar de ella en las afueras de la ciudad, además ella requiere dos o tres baños al día y ahí donde vive no hay luz y el agua potable es escasa. Así que ellos se sumaron a apoyar y aunque es un poco difícil coordinar las agendas de Katya y de Luis, se logró”, apuntó Bucardo.

La población se ha desbordado en solidaridad en el caso de Milagros Urbina, originaria de Estelí. Cortesía/END

 Además, Bucardo apuntó que les está ayudando en Miami el grupo “Oremos por Nicaragua”, en lo que a organización respecta.  Para el concierto rentaron un salón en el que alcanzan 200 personas y esperan que la comunidad nica radicada en esa ciudad aporte. El costo de entrada es de 40 dólares.

Bucardo explicó que la casa que desean construir mide 80 metros cuadrados y pretenden construir un área destinada a que la familia instale un negocio con el que puedan subsistir.

“Queremos invitar a que nos ayuden ya sea con cemento, ladrillos o cualquier material de construcción para hacer realidad este milagro”, acotó.

Un calvario

La vida de Milagritos no ha sido sencilla. Comenzó a caminar a los dos años, pero de pronto dejó de hacerlo y sus huesos y músculos se “endurecieron”, por lo que su mamá, de manera tenaz y constante, la llevó  a fisioterapia a Los Pipitos.

Luis Enrique Mejía Godoy cantará en el evento que se realizará el 2 de mayo en Miami. Archivo/END

“Fue duro para mí, me tocó llevarla a terapia dos años para hacerla caminar, se me había enrollado de viaje, se me tulló, era como si se me había encogido, luego volvió a caminar, ya a los 4 años. Desde entonces camina, juega y todo, pero si no le pongo a hacer ejercicio constante se me pone dura. Ella habla todo, lo único es que cuando le hacen preguntas no le sacan una palabra”, refirió doña Jasmina Urbina Galeano, mamá de Milagritos.

Acerca de la sintomatología, dijo que la  ictiosis lo que le provocan es picazón, la niña le ha dicho que la piel no le duele, pero la comezón es día y noche, por lo que le aplican medicamentos para calmársela.

Además de los malestares físicos, Milagritos ha tenido que enfrentar el rechazo. Doña Jasmina señala que la niña no sabe leer ni escribir, porque no va a la escuela. El año pasado la tuvo en clases y la retiró porque los niños se reían de ella o se le corrían, lo que evidentemente le afectó.