•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El británico Ed Sheeran se coronó por tercera vez en cuatro años como el artista más reproducido del Reino Unido, según datos revelados por la empresa británica de licencias musicales Phonographic Performance Limited (PPL).

La compañía, que se encarga de monitorizar la música de televisión, radio, bares y discotecas del país, indica que la de Sheeran, de 28 años, fue la que más veces se escogió en estos ámbitos durante 2018. Archivo/END

La compañía, que se encarga de monitorizar la música de televisión, radio, bares y discotecas del país, indica que la de Sheeran, de 28 años, fue la que más veces se escogió en estos ámbitos durante 2018, a pesar de no haber lanzado en ese tiempo ningún disco nuevo.

Sin embargo, la canción que más veces sonó en el Reino Unido no fue una del famoso compositor pelirrojo sino el tema "Feel It Still" de los estadounidenses Portugal. The Man, que cuenta con más de 235 millones de reproducciones en Youtube.

Pink

Además, la canción de Pink "What About Us" consigue por segundo año consecutivo situarse en el top 10 de melodías más reproducidas en el Reino Unido, una hazaña solo antes lograda por Maroon 5 con "Moves Like Jagger" en 2011 y 2012.

Esta es la tercera ocasión en la que Sheeran se corona como el amo de la música que se reproduce en Reino Unido. Archivo/END

La estadounidense también se coló en el sexto puesto de la lista de los artistas más reproducidos del año, en la que además de Sheeran están -por orden de aparición- Calvin Harris, Little Mix, Rita Ora, Coldplay, Clean Bandit, Dua Lipa, George Erza y Jess Glyne.

El top 10 de canciones lo completaron "These Days" de Rudimental y Jess Glynne, "For You" de Liam Payne y Rita Ora, "One Kiss" de Calvin Harris y Dua Lipa, "Shotgun" de George Ezra, "Lullaby" de Paloma Faith y Sigala, "Anywhere" de Rita Ora, "Flames" de David Guetta y Sia y "Paradise" de George Ezra.

En mayo, Justin Bieber y Ed Sheeran lanzaron el single "I Don't Care", que combina una melodía alegre con una letra con alusiones a la salud mental.

La canción, que seguramente se convertirá en un hit del verano, llegó solo unos meses después de que Bieber, de 25 años, dijo que se alejaría un poco de la música para centrarse en su salud y su familia.