•  |
  •  |
  • END

El Smart Fortwo es un vehículo biplaza pensado para circular por ciudad. El actual Smart es la segunda generación del modelo que se comenzó a vender en 1998. Una diferencia importante entre el primer smart y el actual es la longitud.

Está a la venta con dos carrocerías (cupé o descapotable), tres niveles de equipamiento («pure», «pulse» y «passion») y una gama de dos motores de gasolina (71 u 84 CV) y uno Diesel (45 CV). En algunas versiones son opcionales elementos como el aire acondicionado, los airbags laterales, la dirección asistida o la tapa de la guantera. El equipamiento opcional puede ser muy abundante, e incluye elementos como el navegador.

Desde marzo de 2008 el Smart en combinación con el motor de gasolina 71 CV (smart 52) puede tener un sistema de arranque y parada automáticos, denominado smart «mhd» («Micro Hybrid Drive»). La denominación de este auto puede llevar a confusión porque no tiene nada que ver con un vehículo híbrido.

Esta versión es más costosa que la equivalente sin el sistema de parada y arranque automático. Gracias a este sistema que para el motor cuando el auto se detiene, el consumo baja de 4.9 a 4.4 l/100 km.

El smart es un coche más costoso que utilitarios de cuatro plazas y una longitud mucho mayor. Aunque el precio de un coche generalmente depende de su tamaño, su coste de fabricación no. Es decir, no es necesariamente más barato de fabricar un coche pequeño que uno grande. Si se espera que el precio del Smart Fortwo tenga relación con su tamaño, entonces parecerá muy caro.

Ahora bien, para quien valore el coche por lo adecuado que sea a sus necesidades, el fortwo puede ser la mejor alternativa posible. Ciertamente hay coches que, por lo que cuesta un Fortwo o menos, tienen más asientos, más equipamiento, un maletero mayor, dan mejor resultado en carretera y son más cómodos (por ejemplo, un KIA Picanto o un Citroën C1. Habrá personas que no necesiten nada de eso y sí valoren las ventajas que da en ciudad el tamaño del Fortwo.

El consumo de todas las versiones de gasolina es menor de 5 l/100 km (entre 4.4 y 4.9, según la versión).

La versión Diesel nos parece desaconsejable, salvo para quien la prioridad sea gastar la menor cantidad de carburante posible, no para ahorrar dinero (porque es mucho más costoso que el de gasolina), sino para generar menos cantidad de CO2. El smart con motor Diesel tiene un consumo de sólo 3.3 l/100 km.

Al margen de que sea rentable o no, el Smart 45 de gasolina tiene varias ventajas frente al Diesel: acelera más, es más suave de funcionamiento y vibra mucho menos. La autonomía de la versión de gasolina es menor, pero la diferencia no es grande.

Todos los motores están unidos a una caja de cambios sin pedal de embrague y con mando eléctrico para cambiar (con la palanca o con mandos opcionales en el volante). Su funcionamiento puede no agradar porque es algo lento y brusco.

Km77.com