• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Fans estadounidenses del rapero A$AP Rocky están en pie de guerra: proponen un boicot a las albóndigas suecas y el fin de las incursiones desaforadas a Ikea, en protesta por la decisión del país escandinavo de llevarlo a juicio por agresión.

En vista de que el primer ministro sueco, Stefan Lofven, rechazó los pedidos del presidente Donald Trump de intervenir en el caso, los estadounidenses apelaron a Twitter para pedir boicots al país y sus emblemas comerciales globales, en primer lugar las megatiendas de muebles y decoración Ikea.

El rapero estadounidense deberá permanecer en prisión porque un juez encontró elementos de prueba para acusarlo de agresión. Archivo/END

Muchos se mostraron inspirados por un tuit de Trump el jueves en el que declaró: "Hacemos mucho por Suecia, pero no parece que eso pase a la inversa".

Eso provocó una serie de retuits con el hashtag #boycottsweden (boicot a Suecia), en los que se mencionaban marcas suecas que iban desde Absolut Vodka y Volvo hasta Spotify.

Fans

"Creo que @realDonald Trump tiene que alentar a la gente a boicotear a #ikea hasta que A$AP Rocky sea liberado. A pesar de haber dicho que estoy seguro de que si la celda de Rocky es como mi estantería, él facilmente podría fugarse #A$AP #Boycottikea #Boicottsweden", tuiteó el entrenador de triatlón John Bryan.

"Obviamente en el video #ASAPRocky [se ve que] fue atacado y se estaba defendiendo, y no debería haber sido arrestado en absoluto... #boycottSweden", tuiteó en @Jeaniepittman71.

Algunos usuarios de Twitter propusieron que el presidente de Estados Unidos impulse un boicot a Suecia. Archivo/END

El jueves, un tribunal sueco ordenó que Rocky, cuyo nombre real es Rakim Mayers, fuera procesado por agresión después de su detención por una pelea del 3 de julio.

Un video del incidente deja entrever que Rocky, de 30 años, y sus guardaespaldas fueron hostigados por dos hombres un rato antes de que estallara la pelea, y el rapero dijo que había sido en defensa propia.

El caso suscitó una ola de ira entre los fanáticos del rapero, pero también comentarios jocosos. "ASAP Rocky no fue arrestado, solo se perdió en Ikea", tuiteó @dxsregard.

"Todo lo que Rocky debe hacer para salir es encontrar las instrucciones de Ikea", bromeó igualmente @buckestcowboy.

Otros lo llamaron afortunado por tener la oportunidad de comer las famosas albóndigas de la famosa tienda sueca.

"ASAP Rocky está muy bien. Tienen muebles Ikea en esas suites de la cárcel... estoy seguro de que también tienen albóndigas suecas y pescado sueco allí", escribió @coolboy3000_net.

Suecia no acusó recibo de inmediato de ninguna consecuencia económica significativa por los llamados a boicots.

Kim Kardashian y su marido, Kanye West pidieron a Donald Trump para que interviniera por Asap Rocky. Archivo/END

Ciertamente, ninguno de los que instaban a dejar de consumir los productos suecos tenía una cantidad consistente de seguidores o era una figura pública relevante.

Y aunque sea muy popular, la mayoría de las personas que compran en Ikea acuden a ella una vez cada varios meses.

Otro hashtag que circulaba con intensidad fue #JustSayNoToPickledHerring, en relación a otra marca sueca. Y @Hey_Flike respondió el jueves al tuit del presidente publicando: "Escuché que Trump está, muy seriamente, contemplando un duro impuesto para el arándano rojo".