• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Aterrada se encontraba Kate Middleton al enterarse que Darren Benjamin, un tipo que estuvo encarcelado durante 7 años por haber torturado a un hombre, presumió a sus amistades que se había acercado con total facilidad a los hijos del Príncipe William.

Según la publicación Soy Carmín, exactamente hace dos semanas este exconvicto llegó a la selecta zona donde reside la familia real para entregar unos muebles.

Kate Middleton teme por la seguridad de sus hijos y extrema vigilancia. Tomada de Instagram/END

Aparentemente, los hijos de Kate Middleton y del Príncipe William se encontraban jugando en el jardín de su casa, cuando el hombre pasó por la zona y saludó a los tres niños sin ningún inconveniente.

Los amigos del extorturador a quienes les contó lo sucedido, se mostraron sorprendidos de que pudiera entrar al palacio y estar tan cerca de los niños, pues Benjamin alardeó de que el Príncipe George, el mayor de los hijos de la pareja real, fue muy agradable.

Tal narración puso patas arriba el Palacio de Buckingham y seguramente en aprietos al equipo de seguridad, puesto que Middleton considera que fue una terrible falla de seguridad, por lo que están implementando medidas mucho más fuertes para proteger a los niños.

Medidas extremas

Por otra parte, según Soy Carmín, Page Six reporta que tanto Kate Middleton como el Príncipe William están supervisando los cambios personalmente, por un lado como padres preocupados ante el peligro de sus hijos y por otro, toda la familia real, pues George, Charlotte y Louis son los siguientes en la línea al trono por encima del Príncipe Harry y su hijo Archie Harrison.

Los duques de Cambridge están supervisando las nuevas medidas de seguridad que implementarán en el palacio. Tomada de Instagram/END

“Es escalofriante cómo alardeó con sus amigos sobre lo cerca que estuvo de nuestro futuro rey y los otros niños Cambridge”, citan a una fuente cercana a la pareja.

Al parecer, Kate Middleton y el Príncipe William no están convencidos de que las medidas de seguridad con las que contaban sean las más idóneas, pues este episodio de sus hijos con el extorturador significa vulnerabilidad.