•  |
  •  |

Anoche la Sala Mayor del Teatro Nacional “Rubén Darío” se vistió de encanto para recibir la versión danzaria del afamado cuento “El Mago de Oz”, con 150 bailarines del Studio Danza Ilusiones.

El evento, que fue realizado a beneficio de la Asociación Pro Niños Quemados, Aproquen, se presentó a “casa llena”, y según el estimado de la señora Vivian Pellas, Directora de la asociación, este año hubo una recaudación superior a los años anteriores, gracias a la solidaridad de los nicaragüenses que asistieron a la función y a los patrocinadores.

Y ya que hablamos de patrocinadores, en nombre de Aproquen, se les otorgó un simbólico reconocimiento a las diversas entidades colaboradoras, y éste fue extendido en diferentes categorías: Corazón de Titanio, Corazón de Oro y mención especial.  A la apertura del espectáculo le antecedió un documental titulado “Al final del arco iris”, mismo que mostró diversas intervenciones a niños quemados y a los involucrados en su tratamiento. Asimismo se presentaron a los muchos beneficiados que Aproquen ha acogido.

La obra inició con una proyección en blanco y negro para luego dar paso a una de las protagonistas, Dorothy, en el país de Oz, junto al resto del elenco. Espere mañana la crónica completa del espectáculo.