• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Sincera, respetuosa y perseverante. Con esas palabras describe su personalidad la joven Inés López Sevilla, de 18 años, quien este sábado fue coronada como Miss Nicaragua 2019.

Oriunda de Managua, la joven beldad concursó en 2017 en Miss Teen y tras haber quedado fuera del top, asegura que no deseaba saber nada de concursos de belleza.

“Como no quedé en nada para mí fue algo difícil, no estaba preparada. Después de Miss Teen no quería saber de certámenes, pero de un tiempo para acá mi ideología cambió, porque me puse a pensar que un pequeño tropiezo no iba a echar a perder mi vida y me propuse ser más perseverante para seguir luchando por mis sueños”, compartió.

La belleza capitalina afirma que a los 7 años ya estaba segura de que le gustaban los concursos de belleza, aunque nunca participó en certámenes infantiles pero sí jugaba a modelar. No hace ejercicios porque su contextura es delgada, aunque asumirá con responsabilidad el representar a nuestro país en Miss Universo y empezará con una rutina diaria. Su comida típica favorita es el vaho.

En cuánto a qué cambió desde Miss Teen hasta ganar la corona de Miss Nicaragua, señala que fortaleció su autoestima.

“Ahora sí mi autoestima estaba elevada, comencé a creer lo que yo era, porque antes siempre me sentía inferior y ya en Miss Nicaragua uno de los procesos que llevamos implicaba creer en nosotros mismos, empoderarnos, saber que somos capaces de lo que nos propongamos”, apuntó.

Cristiana

Haciendo un flash back hacia la noche de su elección, dijo que estaba muy ansiosa al verse en el centro del escenario esperando el veredicto del jurado y que no podía creer cuando escuchó su nombre como el de Miss Nicaragua.

Inés López es cristiana evangélica y asegura que su guía espiritual en ningún momento le dijo que estaba mal estar en un concurso en el que desfilaría en traje de baño, sino que más bien la alentó a seguir sus sueños y le instruyó “que pusiera a Dios primero en todo, porque esta belleza y mi inteligencia me las dio Dios”.

Inés López asegura que se seguirá preparando física y mentalmente para participar en Miss Universo. Nayira Valenzuela/END

“En todos mis proyectos me encomiendo a Dios, porque sin él no se mueve ni la hoja de un árbol, él está en mis logros y en mis derrotas, pues sé que para mí pueden ser derrotas pero para él son un propósito”, aseveró.

Miss Nicaragua 2019 también refirió que aunque no ha vivido violencia de género, ha conocido de cerca a algunas mujeres que sí han sido víctimas y afirma que lo ha sentido como si fuese a ella misma.

“La Biblia dice que la mujer debe ser tratada como un vaso frágil. Creo que hombres y mujeres debemos tratarnos con respeto, tampoco me gusta juzgar al agresor, porque no sé qué problemas pueda tener, aunque eso no justifica su mal actuar. Mi mayor deseo es que la violencia desaparezca, sea del tipo que sea”, recalcó la reina de belleza.

Además, confesó que su Miss Nicaragua favorita es Marina Jacoby, quien supimos la llamó cuando ganó y le dio algunos consejos para seguirse puliendo rumbo a representar al país en Miss Universo.

Sin retoques

Al consultarle sobre si pasaría por el bisturí para mejorar algún aspecto físico, López Sevilla respondió: “no juzgo a quienes ya lo han hecho, pero si me preguntan si haría algo en mi cuerpo honestamente la respuesta es que no, me quiero y me gusto tal y como soy, si Dios me mandó así es por algo”.

En cuanto a sus redes sociales, la jovencita capitalina dijo que el número de sus seguidores incrementó de una manera increíble, por lo cual está sorprendida.

“Soy adicta a las redes pero he decidido tomarme un break para que también las personas lo asimilen, pues si a mí me ha costado, imagínense a los demás. Voy a trabajar con Bolt para que me asesoren en el manejo de redes y crearé en Facebook una nueva cuenta”, dispuso.

Para Miss Universo reconoce que debe continuar preparándose física y mentalmente, estudiará más inglés, porque no lo habla a la perfección, pues asegura que irá a dar batalla y no se quedará con la idea de que Nicaragua nunca gana.

“No estoy preparada en este momento para Miss Universo, sí me creo capaz de entrar al top, voy a seguir adelante para ver si así podemos llegar, porque creo que si nos proponemos algo lo logramos”, concluyó la nueva Miss Nicaragua.