•  |
  •  |

Los acordes metaleros los puso de entrada la banda de rock nacional Cargacerrada, en el concierto que la banda española Mago de Oz entregó a la comunidad rockera nicaragüense este viernes, la que, como en un ritual, asistió portando atuendos oscuros más una que otra prenda de usanza en estos encuentros de cabelleras largas y sueltas, manos al aire formando los ya conocidos ‘cachitos’, además del infaltable mosh. Un encuentro hecho realidad gracias a Claro, Premia Banpro, Premier Producciones y EL NUEVO DIARIO.

“Acalambrado”, “El señor gobierno”, “No hay”, “Natividad Canda y el circo tico romano”, “Mordiendo el leño”, “Chacal”, Nica en Costa Rica”, y otras mas, fueron los temas que ahondaron diversos argumentos sociales y políticos interpretados por Cargacerrada, quien luego de interactuar con los asistentes, se retiraron faltando 15 minutos para las 10 de la noche.

Y cuando los relojes marcaron las 10, la magia de Oz se plantó sobre el oscuro escenario, de donde fluía en el aire un solo de violín. Inmediatamente, la melodía fue identificada, pues se trataba de nada más y nada que menos que un trozo de nuestro Güegüense.

Nada esperó la fanaticada para saltar eufórica y gritar al unísono sin medir decibeles: ¡Mago, Mago, Mago! “¡Como va Nicaragua! Es la tercera vez que venimos por acá y hemos sido tratados como reyes siendo vagabundos”, confesó de inmediato uno de los cómplices de la banda de Oz.

Una a una, la banda española fue descargando las letras de su repertorio musical, aunque de inicio no tomaron en cuenta entonar más temas conocidos. Fue más material para verdaderos fanáticos de Mago de Oz, pues se vio un público pasivo y callado, solamente observando y sacudiendo sus cabezas.

El local y sus visitantes
Esa noche la marejada rockera vestida de negro se entregó como usualmente suele pasar en cada encuentro y más fervor se vio en esta ocasión, cuando aún ni el metal ni el folk habían hecho su acto de aparición, pues la acción previa se hizo mediante pantallas gigantes laterales en donde se proyectaron vídeos de bandas nacionales como La Cegua, Monroy & Surmenage, Petit Ball Gris, e internacionales como Metallica y la leyenda del rock, Ozzy Ozborne.

Por su parte, los asistentes luchaban entre sí lanzando botellas plásticas y de vidrio, armando mosh, saltando y despojándose de alguna de sus prendas de vestir, como fue el caso de una joven que animada por la multitud se quitó la camisa dejando a la vista su brasier. Montada sobre los hombros de su acompañante, fue fotografiada y aplaudida por su hazaña.

La policía y los bomberos siempre alerta por cualquier incidente, pues uno que otro fanático podía salir lastimado o intoxicado por el alcohol, como fue uno de los casos que presenciamos. Un joven estaba tirado sobre el alfombrado completamente inconsciente, fue montado en una camilla y trasladado a la unidad de auxilio que para esa noche fue solicitada.