• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Hablar del teatro Justo Rufino Garay implica hacer referencia a un centro cultural, a una escuela de formación de actores, a una sala de teatro con programación permanente, a un lugar de proyección de películas y por supuesto que a un grupo de teatro que ha permanecido activo durante casi 40 años de manera ininterrumpida.

Aunque han logrado mantener su quehacer cultural, comparten que no han sido ajenos a la crisis que vive Nicaragua desde abril del 2018, al punto que su fundadora y directora, Lucero Millán, recibió amenazas de muerte que la obligaron a viajar a México, su país de origen.

Pese al peligro, Millán comparte: “Decidí regresar a Nicaragua porque éste también es mi país, amo Nicaragua tanto como a México y porque tengo un compromiso de seguir aportando a la cultura y aprendiendo de esta hermosa nación”.

Las actividades regulares de programación en la sala siguen su curso con una pequeña variante en el horario. Cortesía/END

Al consultarle sobre cómo decidieron mantener su agenda cultural, dijo que “durante los meses más intensos de la crisis, estudiamos varias estrategias para poder seguir existiendo y para que éste espacio continuara siendo, un espacio creativo, un espacio de capacitación, de creación de públicos, de intercambio y reflexión humana. Buscamos nuevos horarios de presentaciones, experimentamos otras alternativas para seguir impulsando la escuela de capacitación de actores”.

Asimismo, Millán comparte que no solo mantuvieron sus actividades, sino que también crearon un nuevo montaje escénico, que “ya lo habíamos iniciado, pero nos vimos obligados a interrumpirlo y después lo retomamos, estamos hablando del monólogo ‘Francisca’, obra que ya había escrito y que me di el permiso de actuarla, ya que comúnmente dirijo las obras del grupo, éstas y otras actividades más nos permitieron sostenernos como colectivo.

Programación

La directora del Justo Rufino asegura que hasta el momento, las actividades regulares de programación en la sala siguen su curso con una pequeña variante en el horario.

Lucero Millán recibió amenazas de muerte que la obligaron a viajar a México. Cortesía/END

“La modificación de la hora la establecimos por seguridad de cada una de las personas que nos han acompañado y que siguen asistiendo de manera sistemática a cada una de las actividades, tanto obras de nuestro grupo como de otras compañías invitadas a presentarse en la sala”, afirma el actor René Medina Chávez.

En relación a las proyecciones de cine, Félix Gutiérrez, director técnico de la sala, nos cuenta que “el horario ha variado un poco, pero a pesar de eso, cada día incrementa la audiencia y que cada miércoles encontraran una película que marcará al espectador” son 34 ciclos en 15 años, el proyecto de cine inició desde el año 2005 por iniciativa de su principal colaborador y curador, que es Daniel Querol.

Relevo de actores

En el mes de octubre del 2018, 300 jóvenes acudieron a audición para integrarse al grupo de teatro y de ellos, 20 están becados dentro del proyecto “Multiplicando Capacidades Teatrales”, que cuenta con el financiamiento de la Cooperación Suiza para el desarrollo (Cosude).

“Nunca antes nos había pasado que no hubiera deserción, éstos chicos realmente han encontrado en nuestro espacio, un espacio para imaginar y sentirse libres”, comentó Millán.