•  |
  •  |
  • END

Las cosas no están como para cambiar de auto todos los años, así que necesitas ocuparte más que nunca del cuidado y mantenimiento de tu vehículo. Pon manos a la obra.

Es importante que estés pendiente de las necesidades de tu auto. Muchas veces nos acomodamos y no tenemos ni idea de cuándo nuestro vehículo necesita que le hagan el servicio o le revisen el aire de los neumáticos. Te ofrecemos algunas recomendaciones para cambiar esta situación, ocúpate de tu auto y él te recompensará llevándote a todas partes sin ninguna falla mecánica. Comenzamos con los neumáticos.

Se aconseja vigilar regularmente la presión en los neumáticos y cambiarlos cuando estén desgastados para evitar los pinchazos. Un gran porcentaje de los accidentes provocados por fallas mecánicas se debe al mal estado de los neumáticos, ya que si están desgastados, la posibilidad de que se revienten se multiplica por cuatro. Por eso tenés que reducir los riesgos.


1. Cambia el neumático cuando el dibujo no tiene suficiente profundidad. Se recomienda hacerlo al llegar a los 3 milímetros.


2. Vigila la presión de los neumáticos regularmente. Rodar con la presión incorrecta provoca un mayor desgaste del neumático y aumenta el consumo de combustible.


3. Comprueba de vez en cuando la presión de la rueda de repuesto. Pocos se acuerdan de ésta, y cuando llega el momento de usarla muchas veces no tiene la presión necesaria.


4. Cambia el neumático si es muy viejo, aunque el dibujo no esté desgastado del todo. Si tiene más de cinco años la goma pierde su flexibilidad y la capacidad de agarre.


5. Evita realizar una conducción agresiva: no te subas a la acera, circula despacio al pasar por un hoyo o tope.


6. Intenta circular siempre por carreteras y calles asfaltadas; evita caminos de tierra o carreteras abandonadas.


7. Ten en cuenta que los factores que más desgastan los neumáticos son no llevarlos alineados correctamente o usar gomas de diferentes medidas.


Myautomovil.com