• |
  • |
  • END

El muralismo en Nicaragua no se desarrolla como hace casi 20 años, sin embargo, mantiene su atractivo, y más que un elemento decorativo en realidad es un verdadero arte mostrar en pocas imágenes el mensaje que se pretende.

Eso nos dice a sus 30 años Denis Canales, pintor, muralista y escultor, cuya última obra creada con el apoyo del joven artista George Chavarría, se puede observar en la biblioteca del Colegio Alemán Nicaragüense, bajo la administración de Inés Gebhardt.

“En este caso buscamos plasmar el simbolismo de la literatura infantil, con algo de surrealismo entre castillos flotantes, peces volando, algunos de los personajes más característicos de los hermanos Grimm como Caperucita Roja, pero también personajes mitológicos clásicos como la diosa Minerva, argonautas, hadas y dragones”, señala.

Según nuestro entrevistado, el sentido del mural está en recrear el mundo imaginario al que un libro es capaz de enviarnos sin límites, que nos desprende de la realidad para buscar alcanzar lo que en ocasiones parece imposible, ayudándonos a alcanzar nuestras metas en la vida.

Otros trabajos de Canales pueden observarse en el Centro Financiero Lafise y en el Centro Cultural Managua. Él se graduó en la Escuela de Bellas Artes con la herencia del muralismo enseñado por el arquitecto Federico Matus, a quien Canales apoyó pintando murales en la Universidad Nacional de Ingeniería.