•  |
  •  |
  • END

En la Casa del Obrero, el sitio donde por 14 años le llevó diversión con música de la inmortal Sonora Matancera, a personas de la tercera edad, fue despedido ayer el “Matancero Mayor”, don Alfredo Martínez Martínez. Un acontecimiento en el que no faltaron las lágrimas ni el acompañamiento musical al mejor estilo matancero.

Horas antes de que el féretro fuera trasladado al cementerio Jardines del Recuerdo en Ticuantepe, don Alfredo recibió un homenaje transmitido en vivo por el Canal 10 de televisión. Al ritmo de guaguancó le rindieron honores los bailarines del Club Matancero, Andrés Gauna, Alberto Berríos y Jacqueline Urbina, reina de los matanceros.

Hijo hereda su obra

William Martínez, hijo de don Alfredo confirmó a EL NUEVO DIARIO su compromiso de mantener vivo el Club Matancero, las fiestas de la Casa del Obrero y el programa que por 15 años condujo don Alfredo, “Trópicos de Siempre”, que se transmite los domingos por Radio La Picosa.

Fue en la radio, la gente llamaba telefónicamente a don Alfredo para sugerirle que hiciera una fiesta con música de La Matancera y fue así que se decidió a hacerlas en la Casa del Obrero y hasta buscó el apoyo de Lisímaco Chávez (q.e.p.d) ya que no tenía experiencia en montar las pachangas. A la primera fiesta llegaron casi 2 mil personas y desde entonces no pararon las fiestas.

“Como ya conocía el manejo de lo que hacía mi padre, voy a continuar apoyando a esos ancianos de la tercera edad, tal como lo hacía él”, dijo el hijo del hombre que también dejó un importante legado a la radiodifusión de Nicaragua.