•  |
  •  |
  • END

Marsella, Francia / AFP

El derrumbe de un escenario que se instalaba en el estadio Velódromo de Marsella, (sureste de Francia) para el concierto del 19 de julio de la cantante estadounidense Madonna, causó ayer un muerto y nueve heridos y conllevó la anulación del espectáculo.

Madonna, que se encontraba en Udine (norte de Italia), donde tenía previsto actuar por la noche, declaró vía comunicado: “Acabo de conocer esta noticia trágica y estoy consternada. Rezo por quienes resultaron heridos y por sus familias y expreso mis más profundos sentimientos por todos los afectados por este hecho devastador”.

Las víctimas del sucesos son todas obreros que trabajaban en la instalación del escenario. El fallecido es un francés de 53 años, precisaron los bomberos. Entre los nueve heridos, dos están graves, un inglés y un estadounidense.

El adjunto del alcalde de Marsella responsable de la seguridad, José Allegrini, precisó que la vida de ambos heridos graves corre peligro.

Otros tres franceses y un hombre natural de las islas Comores sufrieron traumatismos. Tres personas más, cuyas nacionalidades no fueron precisadas, también resultaron heridas.

Según los bomberos, el techo de la estructura estaba siendo levantado por cuatro grúas cuando se desequilibró y causó la caída de una de esas grúas y el derrumbe de toda la estructura.

Entre los heridos “había muchos traumatismos, muchas fracturas abiertas, no era agradable”, describió un bombero.

La Policía cerró los accesos al estadio de Marsella, que con una capacidad para 60,000 personas es el segundo más grande de Francia, tras el Stade de France, en la periferia de París.

Se esperaba la llegada al lugar de un fiscal. “La investigación judicial permitirá establecer las posibles responsabilidades”, indicó Allegrini.