•  |
  •  |
  • END

Las horas corren tras Indiana Sánchez, Miss Nicaragua 2009. El tiempo para la competencia en Miss Universo ya está marcado y la representante de la belleza femenina se declara lista para dar lo mejor en el certamen final.

Muy segura, elocuente y sonriente es ahora Indiana. Arduas sesiones de preparación han pulido no sólo su imagen, sino también su actitud, permitiéndole declararse una mujer lista para enfrentar cualquier reto. Su principal arma: La personalidad, dice.

“Creo que mi personalidad es mi fuerte. Es una gran ventaja que tengo. Soy yo misma, abierta, amigable, accesible”. Eso complementa los consejos que le han dado otras reinas de belleza, como Xiomara Blandino, Miss Nicaragua 2007. “Ella me dijo que converse con todo el mundo, que los vea a todos por igual, que hable con meseros, con las misses, con todos, que en las entrevistas con los jurados actúe como en una plática entre amigos”, reveló.

Trabajando duro

Para desarrollar un buen papel en Miss Universo, Indiana no sólo se ha preparado físicamente, incluyendo el aumento de bustos que se realizó en Estados Unidos; también he aprendido “a relacionarme de manera natural con los medios de comunicación, a perder el temor a las cámaras. En un principio me daba un poco de miedo cuando veía una cámara, ya no”, asegura.

Su jornada cotidiana comienza desde temprano. A las 6 de la mañana está preparada para una tanda de ejercicios en el gimnasio. Se alimenta saludable, aunque confiesa: “extraño el gallo pinto”. Para ella cualquier sacrificio vale la pena si se trata de alcanzar metas de superación.

Reconoce que el logro de portar la banda que la distingue como la nicaragüense más bella de 2009 ha representado enormes esfuerzos cada uno enfocado en superar debilidades que la hagan una fuerte competidora. Indiana cree que ha cumplido.

El inventario de sus sacrificios inicia con el haber dejado temporalmente sus estudios de enfermería, a sus amigos y parte de la familia en Miami. La guapa Miss Nicaragua confesó que ahora está soltera, pero aseveró que la ruptura con su novio no tuvo nada que ver con su desempeño como reina “sino porque caímos en la rutina”

Estos últimos días previos a su viaje a Las Bahamas, sede de Miss Universo 2009, su tiempo lo divide entre pasarelas, pruebas de vestuario, maquillaje, enriquecimiento cultural y todo un trajín de entrenamiento.

Su temor

Miss Universo es el evento de belleza más importante. En años anteriores vimos a muchas misses deslizar y caer en plena competencia y eso a Indiana la tiene un poco temerosa “Caer. Eso es lo peor que me puede pasar. Mi vestido es largo y ajustado. Y cuando me imagino en la posibilidad de resbalar, lo temo. Pero su basta experiencia en pasarela la hace disfrutar de desfilar con vestidos y tacones altos, su vestuario favorito. Se va a relajar y vivir el momento y dejar a un lado los temores, dijo.

Con una sonrisa bien marcada expresa que si gana se quedaría encantada viviendo en Nueva York. De lo contrario, asegura que no agacharía la cabeza y seguiría adelante con sus proyectos de vida, sobre todo el de su fundación The Indiana Save A Life Foundation” que ayuda a erradicar la pobreza con proyectos sociales.

CRÉDITOS

Dirección fotográfica y maquillaje: Gabriela Celebertti.

Fotografías: Afilia Ortega y Carlos Romano.