•  |
  •  |
  • END

Mientras se siguen dando vueltas a los motivos que provocaron la inesperada y trágica muerte de Michael Jackson, su herencia y si su padre era o no cruel, acaba de descubrirse el secreto mejor guardado del súper Rey del pop: su hijo noruego.

Se llama Omer Bhatti, es bailarín, tiene 25 años y se parece mucho a la malograda mega estrella. Se dice que fue fruto de un amor muy corto en 1983 entre el híper Jackson y Pía, mujer de la que no se tiene mucha información.

Se sabe que ella era fan del artista y que vivía a la sazón en las afueras de Oslo. Michael Jackson estaba muy bien informado del fruto de su pasión y cuando la joven estaba a punto de dar a luz, mandó a dos de sus asistentes a Oslo para que la ayudaran en todo lo que necesitara. Pía ha comentado que no es casual que todas las fotografías de Omer, muestren el extraordinario parecido de éste con su “padre” y con Blanket (7) hijo de Michael y que su hijo pasó temporadas largas con la estrella desde que era pequeño. El primer encuentro entre ambos tuvo lugar en 1996 en un hotel de Túnez.

Se asegura que el hasta ahora “hijo” de Michael Jackson, tan secreto como desconocido, es rematadamente listo, amable y cariñoso y que al conocer la muerte de quien siempre imaginó como su progenitor, viajó a los Estados Unidos para participar en el Memoriam o entierro celebrado en Los Ángeles. Durante el acto, permaneció sentado al lado de la familia Jackson. También se dice que piensa realizar la prueba del ADN para demostrar su origen. Hoy ese joven, que canta y baila como los ángeles, con un particular “toque jacksoniano”, ha comenzado una carrera como artista de hip-hop bajo el nombre de O-Bee.


ABC.es